La nueva normalidad: en Londres hay pánico por volver a usar el transporte público

14 de junio, 2020

El 70% de los londinenses ya no se sienten cómodos con la idea de ir al trabajo en transporte público. Eso dice una encuesta publicada esta semana, que también encontró que el 35% de los residentes encuestados del Reino Unido dijeron que regresar a un entorno de oficina tradicional tendría un impacto negativo en su salud mental.

El estudio fue realizado por la firma de contabilidad y consultoría Theta Financial Reporting, que encuestó a 2.000 adultos en línea el pasado fin de semana. Es una pequeña muestra de la fuerza laboral de la ciudad, pero deja al descubierto las preocupaciones y las ansiedades que sienten muchos habitantes de Londres, uno de los epicentros del Covid-19 a nivel mundial, al contemplar un regreso a las rutinas pre-pandémicas.

En este momento, Londres, con el resto de Gran Bretaña, está saliendo del bloqueo. Las tiendas abren el 15 de junio, los estudiantes entre los 14 y 18 años también comenzarán a recibir enseñanza en persona a tiempo parcial nuevamente, mientras que se permitirán reuniones al aire libre con distancia social para grupos de hasta seis personas.

El camino que el virus tomó en Londres provocó algunas tasas de mortalidad alarmantes entre los trabajadores de transporte público de la ciudad: hasta ahora, al menos 37 empleados de Transport for London han muerto a causa de Covid-19, y 28 de esas muertes ocurrieron entre conductores de colectivos.

En esta etapa, no es posible confirmar con precisión cuándo y cómo se infectaron estos trabajadores, pero el fracaso inicial del gobierno para proporcionar un EPP adecuado probablemente fue un factor.

También el uso de máscaras por parte de los pasajeros fue irregular, tal vez comprensible, dado que solo es obligatorio en todo el Reino Unido en el transporte público desde el 15 de junio.

Sin embargo, tal como están las cosas, los desplazamientos regulares en transporte público siguen siendo una perspectiva distante para muchos londinenses. A medida que esta ciudad golpeada se prepara para reanudar sus hábitos previos a la pandemia, el plan de acción para reiniciar Londres se basa sustancialmente en alentar a las personas a caminar y andar en bicicleta para la mayor cantidad de viajes posible.

En tiempos anteriores a la pandemia, la mitad de todos los viajes en Londres se realizaban en transporte público.

En las próximas semanas, un número considerable de personas tendrá que ir en bicicleta al trabajo o permanecer trabajando desde casa, incluso si no lo desean.

Dejá un comentario