La economía global en el momento del rebote

23 de junio, 2020

Hoy se conocerán los índices PMI en la zona euro y en Estados Unidos. Se trata de datos preliminares correspondientes a junio y que darán una pauta sobre la recuperación de la actividad en los países desarrollados. La información, que se elabora sobre la base de la información aportada por los gerentes de compra de las empresas, registró en mayo una clara mejora con relación a abril que terminará siendo el peor mes del año. En la medida en que se siguieron reabriendo actividades, la tendencia hacia cierta normalización se mantiene. De todas maneras, la discusión sobre la velocidad de la recuperación persiste entre economistas y funcionarios de los distintos gobiernos.

Para el titular de la Reserva Federal, Jerome Powell, se puede hablar de tres etapas: la primera fue del cierre de la economía, la segunda es un rebote a medida en que empiezan a abrirse actividades como ya se está observando y la tercera será una estabilización, pero en un nivel inferior al que había antes de la pandemia. Esa visión es compartida por muchos analistas. Casi todos los países desarrollados están atravesando ahora la etapa del rebote, pero muchos consideran que es un espejismo porque la comparación se realiza contra un nivel muy bajo. Pero luego de esta etapa, la recuperación llevará tiempo, sobre todo en el mercado de trabajo.

En el caso de Estados Unidos, los economistas de Morgan Stanley estiman en su escenario base que el nivel de actividad volverá al nivel previo a la pandemia a fines de 2021 y la tasa de desempleo se ubicaría en el 4% recién en 2025.

Lo que ocurra en la mayor economía del mundo es clave para la actividad global. Esta semana se confirmará que el PIB de Estados Unidos se contrajo 5% en el primer trimestre del año, pero la gran caída se espera para el segundo cuarto cuya primera estimación se conocerá el 30 de julio. Los analistas estiman que la contracción alcanzará al 40%.

Por otra parte, mañana el FMI dará a conocer sus proyecciones económicas que mostrarían un ajuste significativo con relación a la caída del 3% del PIB global que se estimaba en abril.

Si bien quedan economistas que anticipan una recuperación en V, cada vez son menos y predomina la visión de que luego de un rebote inicial, comenzará un proceso de lenta recuperación, porque quedará en evidencia, que durante la pandemia, se perdieron muchos empleos y varias empresas fueron quedado en el camino.

Dejá un comentario