La Cámara de Comercio solicitó medidas para “reducir la judicialización” y proteger a las empresas

1 de junio, 2020

pymes industria

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) solicitó hoy la “protección de la trama empresarial” mediante la adopción de medidas destinadas a “reducir la judicialización” que puede enfrentar el sector frente a una eventual “imposibilidad de cumplimiento de las obligaciones” a causa de las medidas relacionadas con la prevención de la pandemia de coronavirus.

 

Así lo hizo la CAC mediante una nota enviada al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en el marco de la situación que atraviesan las empresas asociadas por efecto de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

 

La cámara pidió “la adopción de medidas que, al reducir la judicialización, colaboren con la protección de la trama empresarial local” ante las proyección de una caída del PIB en la Argentina y en los países de la región, tanto en su nivel actual como para los próximos meses.

 

“Resulta fundamental contemplar e implementar de forma oportuna acciones tendientes a eliminar o reducir al mínimo las consecuencias de las situaciones de conflictividad, judiciales y extrajudiciales, presentes y futuras, generadas por esta realidad”, expresó la entidad al solicitar “una normativa que establezca procedimientos de emergencia”.

 

A su vez, resaltó que el camino solicitado preservará la operatividad de las unidades productivas y evitará la saturación del sistema judicial con embargos, ejecuciones, rescisiones contractuales, concursos, conflictos laborales, entre otras consecuencias.

 

Por ello, planteó la creación de una instancia administrativa específica con facultades conciliatorias que funcione como espacio alternativo de solución de controversias previo a la judicialización del conflicto.

 

También solicitó la suspensión temporal de medidas cautelares, embargos, inhibiciones y ejecuciones, basadas en obligaciones incumplidas en el curso o como consecuencia posterior de la aplicación de las medidas de emergencia dictadas por el Gobierno.

 

La CAC manifestó la necesidad de una regulación normativa del proceso de regularización del endeudamiento con los fiscos, para permitir recuperar la recaudación sin destrucción de empresas.

 

Y finalmente la adecuación de la legislación aplicable en materia concursal en relación con la situación de emergencia pública sanitaria y la determinación de esquemas de financiamiento de los pasivos con el sistema financiero, incluyendo a las tarjetas de crédito.

 

En la nota advirtieron que se avecina “una situación económica y social crítica con empresas profundamente afectadas en su estabilidad financiera por el corte de las cadenas de pago y la caída de la actividad, toda vez que los flujos de fondos, en el mejor de los casos, se recuperaran sólo de forma paulatina”.

 

“La múltiple y bienvenida asistencia estatal al sector privado (en materia laboral crediticia e impositiva) en muchos casos no ha logrado evitar el incumplimiento de obligaciones asumidas por las empresas, lo que da lugar a una conflictividad latente que las expone, especialmente a las mipymes a su potencial extinción”, detalló la CAC.

 

La visión de la CAC sobre la cuarentena

 

Ante la inminente extensión de la cuarentena obligatoria en el país, que vence este domingo, el secretario de la CAC, Natalio Mario Grinman, expresó que “en el 80% de las provincias se trabaja con una apertura casi normal”. Sin embargo, se preguntó: “¿Qué significa esa normalidad? Significa que las ventas son 30% menores que antes de la cuarentena. La situación económica es muy crítica, muy preocupante”.

 

“Venimos con dos años de recesión y 8 años de caída. La capacidad de ahorro del empresariado es nula. La situación es más compleja para AMBA y el Conurbano. Hay negocios que abrieron y a los 7 días volvieron a cerrar”, señaló Grinman.

 

 

Si bien resaltó que “los empresarios argentinos tenemos una gran capacidad de resiliencia”, concluyó que en esta oportunidad “no va a ser suficiente” ya que “el Gobierno tomó medidas buenas pero con implementación complicada”.

 

Respecto al pago de los aguinaldos, el secretario convino que “si no hubo dinero para pagar los sueldos tampoco va a haber dinero para pagar el aguinaldo” pese a que estiman que el Ejecutivo impondrá una resolución similar al pago de salarios.

 

“Creemos que en los próximos meses va a haber una catarata de juicios a los sectores que estuvieron cerrados para preservar la salud de todos los argentinos. Le pedimos al Gobierno un paraguas protector para que defiendan a las pymes”, concluyó.

Dejá un comentario