La actividad automotriz caería 40% en la región

4 de junio, 2020

 

Ayer, a través de una videoconferencia, se realizó la reunión anual de la Asociación Latinoamericana de Distribuidores de Automotores (Aladda), entidad que agrupa a todas las asociaciones de concesionarios de vehículos de la región, en el que cada país compartió la realidad que vive el sector local en este contexto.

 

Ante la brusca caída de la actividad que se está presentando desde el inicio de la pandemia, que llevó a declarar al sector en emergencia, los países miembros de la entidad prevén que el desplome de este año será de 40% en comparación con el desempeño registrado durante el año pasado.

 

Según se conoció durante el encuentro virtual, el ejemplo más representativo del desplome del sector fue la situación del estado de San Pablo, Brasil, que históricamente representaba el 27% de la actividad de los concesionarios en Brasil y que en mayo, por las consecuencias de la pandemia, la cifra se contrajo al 1%.

 

Argentina estuvo presente a través de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), que es socio fundador de Aladda. El presidente de Acara, Ricardo Salomé, repasó las principales cifras del mercado local e invitó a todos los colegas latinoamericanos a identificar los cambios que el sector ya requiere, principalmente relacionados a la reconversión del negocio y de la adaptación que deberán tener las grandes superficies a la actual demanda de los clientes.

 

“Quiero destacar la importancia de formar nuevos equipos, nuevos dirigentes que trasciendan cualquier personalismo y aseguren el futuro de nuestras empresas. También a trabajar mucho más relacionados, con mayor interacción porque en el actual escenario es la única forma de arribar a soluciones sustentables. Un ejemplo de ellos es el trabajo mancomunado que se está realizando en nuestro país, entre toda la cadena de valor de la actividad”, dijo Salomé en su exposición.

 

El ejecutivo sostuvo que lo anterior genera buenas expectativas a pesar de que en este momento el mercado está muy deteriorado y la situación de los concesionarios es “muy preocupante”. “Por eso el desafío es ser creativos, pensar en positivos y en permanente estado de innovación para ver de qué forma nos reinventemos y demos las batallas que tengamos que dar”, agregó el directivo.

 

Durante la reunión, según comunicó Acara, las mayores coincidencias entre los países miembros estuvieron también en la solicitud de mayor apoyo de los gobiernos regionales a la actividad. También exigieron un mayor control del contrabando de vehículos y autopartes y destacaron la importancia que tendría una baja de la carga impositiva, algo común en los estados de la región.

Dejá un comentario