Kulfas: “No tenemos nada que ver con Venezuela”

11 de junio, 2020

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó hoy que la decisión del Gobierno de intervenir la agroexportadora Vicentin es “algo excepcional” y aclaró que “no tenemos nada que ver con Venezuela, ni su historia, ni su presente”. 

En una charla que organizó LIDE, que agrupa a 180 líderes empresarios de distintos sectores, el funcionario resaltó que la intervención de la compañía “es algo excepcional, no una política, sino una medida puntual para resolver un problema específico” ya que “los proveedores de la empresa no cobraban por sus productos y el Banco Nación le otorgó un crédito que puso en riesgo su capacidad de préstamo y su patrimonio”. 

Durante un tiempo esperamos que se arribara a una solución razonable, y al ver que ello no sucedía, tomamos esta decisión con una empresa que se encuentra en un concurso de acreedores, lo que ponía en serias dudas su funcionamiento”, explicó Kulfas.

Y sentenció: “Y al respecto permítame aclarar que no tenemos nada que ver con Venezuela, ni en su historia, ni en su presente”. 

“El Estado a veces interviene, como ocurre con YPF o con el Banco de la Nación. Son ruedas de auxilios para poner en marcha la economía”, agregó.

En la charla también mencionó la situación actual de la pandemia y remarcó que “está generando una crisis global, la peor que se haya desatado desde la Segunda Guerra Mundial”.  “Los datos del Banco Mundial presentan un pronóstico sombrío con una caída de la economía global de un 5,2%”, recordó.

“El sector industrial a nivel internacional, salvo el este asiático, muestra descensos significativos. En el caso puntual de nuestro país la caída será de alrededor del 30% debido a las medidas de aislamiento para prevenir la expansión del virus”, dijo Kulfas.

Según detalló, hoy en día 21 millones de adultos que viven con otras 19 millones de personas, reciben algún ingreso del Estado. De este modo, el 89 % de la población del país vive en un hogar donde algún miembro percibe algún ingreso estatal.

En detalle, 8,3 millones de personas recibe el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), hay 7,1 millones de jubilados y pensionados, 3,2 millones son empleados públicos, 2,3 millones son asalariados privados que reciben ayuda mediante el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), 0,5 millones son monotributistas y autónomos con créditos a tasa cero, 0,5 millones reciben el salario social complementario y 0,1 millones perciben el seguro de desempleo. 

“El objetivo de todas estas medidas fue prevenir un daño mayor, como quiebras masivas de empresas y pérdidas enormes de puestos de trabajo”, aclaró el funcionario.

 

 

Para finalizar su exposición, Kulfas expuso las expectativas y medidas que se tomarán con resultados a largo plazo.

  1. Necesitamos exportar más.
  2. Ningún sector productivo sobra, todos son importantes.
  3. La falsa antinomia del mercado interno versus el mercado externo.
  4. No hay futuro sin políticas productivas.
  5. Ninguna política productiva será sustentable si no piensa la dimensión ambiental.
  6. Una macroeconomía estable ayuda al desarrollo productivo.
  7. Si no mejoramos la productividad, no bajaremos ni la pobreza ni la desigualdad.
  8. Una buena política productiva debe reducir las brechas de género.
  9. La apertura comercial no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que debe ser utilizada de manera inteligente.
  10. Toda política de desarrollo productivo debe ser una política de desarrollo regional.

“Pensamos que Argentina necesita un Estado que tenga una visión sobre el desarrollo económico, que genere una macroeconomía que facilite el proceso productivo, que busque aplicar los adelantos tecnológicos a todas las ramas productivas, que exporte más y que genere las condiciones para el desarrollo del sector privado”, concluyó.

Dejá un comentario