Informe advierte que “se van a terminar perdiendo unas 30.000 empresas netas en el año”

8 de junio, 2020

actividad pymes crisis

Las expectativas de los empresarios tocaron piso en abril y comenzaron a recuperarse en mayo, aunque continúan negativas debido a la caída de la actividad en el marco de la pandemia de coronavirus, de acuerdo con el Índice de Expectativas Industriales (IEI) presentado hoy por el Instituto de Economía de la UADE (Universidad Argentina de la Empresa).

En mayo el indicador presentó un valor de 32,4, que representa una mejora con respecto a abril, cuando llegó al nivel más bajo de toda la serie con 24,9 puntos, luego del brote de la Covid-19.

 

Informe advierte que "se van a terminar perdiendo unas 30.000 empresas netas en el año"

 

“El indicador está muy por debajo del punto de crecimiento, en mayo mejoró algo pero igual es un indicador que demuestra expectativas de caída en la actividad. Vemos en mayo un rebote de la actividad industrial pero todavía siguen siendo números muy negativos”, señaló el director del Instituto, Fausto Spotorno, al presentar el informe esta mañana en videoconferencia.

El incremento reciente fue atribuido principalmente a la mejora en las expectativas de la producción industrial y de las horas trabajadas.

En cuanto a las expectativas sobre la evolución de la dotación de personal se mantienen relativamente estables y las perspectivas de la utilización de la capacidad instalada caen levemente.

El índice se compone por cuatro rubros: producción industrial esperada, dotación de personal esperada, horas trabajadas y expectativa de utilización de capacidad, todos por debajo de los 50 puntos, lo que los sitúa en el área de contracción.

“En marzo habían bajado muchísimo las expectativas y en abril se desplomaron completamente: ese mes muestra datos de producción esperada en mínimos históricos”, señaló Spotorno.

Asimismo, observó que “las empresas están esperando reducir la dotación de personal pero no al mismo ritmo que la producción. Se sigue esperando una reducción en la cantidad de personas”.

“Más de 77,8% de los empresarios está esperando bajar la dotación de personal y sólo 22,2% prevé aumentarla. Probablemente estén pensando en reducir la dotación y hacer trabajar más a la gente que queda”, analizó.

Spotorno aseguró que “la actividad tocó fondo en abril” y que en adelante “vamos a seguir viendo un rebote de la actividad económica, siempre por debajo de 50”.

Hacia adelante se preguntó qué pasará “el día que tengamos que limpiar todo el mercado de moneda, en el sentido de mostrar los precios que realmente tenemos en la economía; todo lo que la economía argentina está escondiendo debajo de la alfombra por la pandemia en algún momento va a tener su impacto”.

Por otro lado alegó que este año “la caída del PIB va a ser lo más semejante a 2002 que tuvimos hasta ahora, entre 7 y 10%” y vaticinó que “se van a terminar perdiendo unas 30.000 empresas netas en el año, lo que significa 100.000 empleados formales menos”.

Agregó que sector más afectado por la pandemia es la construcción, donde “hay tres problemas: hoy no se puede construir, el sector inmobiliario tiene una crisis que va más allá del coronavirus y ni el Estado nacional ni los provinciales van a tener plata para realizar obra pública”.

La industria automotriz, sostuvo, “sufrió un golpazo porque se cayeron las ventas a Brasil y locales” y luego están “los sectores vinculados a petróleo y a consumo interno, afectado por caída de los salarios y de la demanda”.

“Dentro de consumo interno Alimentos no está afectado, pero andar bien hoy significa caer 4%, en otro momento sería una recesión terrible, pero hoy es casi un crecimiento”, evaluó.

Por último, Spotorno concluyó que “otra actividad que anda es la vinculada al agro, aceites, harinas, maquinaria agrícola, es el único sector que más o menos zafa hoy en día, aún con caídas”.

Dejá un comentario