Inflación: prevén aceleración desde julio

16 de junio, 2020

pesos inflación plazos fijos desafíos herencia fiscal

 

La semana pasada, el Indec dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a mayo, el cual se ubicó en 1,5%. De esta manera, durante el quinto mes del año la variación del nivel general de los precios fue exactamente la misma que la de abril. Obviamente, este ritmo “bajo” de los precios se da en un contexto de parálisis de gran parte de la actividad por las medidas de aislamiento social.

No obstante, varios analistas coinciden en advertir que el “veranito” de los precios no se mantendrá por mucho tiempo y que muy pronto se empezará a observar una dinámica de aceleración respecto a los “bajos” niveles verificados desde el inicio de la cuarentena.

De acuerdo con un reciente  informe de Analytica, dos meses consecutivos con la inflación por debajo del 2%, como ocurrió en abril y mayo, es un panorama que difícilmente pueda sostenerse durante el segundo semestre del año, donde la inflación promedio superaría el 3% mensual hasta fin de año, según sus proyecciones. “Sin embargo, como dijimos en reiterados informes, no hay espacio para un desborde en los precios”, agregaron.

“Nuestra proyección se ubica en el rango de 40-45% anual hacia  diciembre”, ampliaron. En 2019, vale recordar, fue 53,8%: la más alta desde 1991. La consultora prevé una devaluación del tipo de cambio oficial y un sinceramiento en los precios regulados. “De verificarse este escenario, la inflación se ubicaría por encima del 3% mensual, incluso si el ajuste fuese gradual”, afirmó, e indicó que la opción es subir la tasa de interés, a la vez que señaló que una devaluación en un contexto como el actual no sería el mejor camino para buscar recuperar el consumo.

“El otro camino, más probable y viable políticamente, es seguir con la regla de ‘devaluación gradual’ (2-3% por mes), sin grandes shocks y, de ser necesario, ajustar todo lo necesario la tasa de interés. De esta forma, se evita un impacto adicional sobre los salarios reales, pero se complica el endeudamiento corporativo luego del Covid-19”, sugirieron desde la consultora que capitanean Ricardo Delgado y Rodrigo Alvarez. Incluso, sugieren, relajando algunas restricciones.

Además de arreglar la deuda y subir tasas, en Analytica creen que hace falta delinear un plan, también. “Una vez concluidas las negociaciones por la deuda, habrá que encarar una seria y consistente programación macroeconómica, para naturalmente descomprimir las expectativas y bajar las presiones cambiarias sin devaluar en forma desordenada. Esta no sólo es la salida virtuosa, sino la más probable”, concluyeron.

Dejá un comentario