Impulso para el Consejo Económico

11 de junio, 2020

Por Pablo Varela

En línea con la idea de salir de la pandemia, y luego de que el presidente Alberto Fernández anunciase la intervención de la empresa Vicentin para que el Estado cuente con una herramienta a la hora de intervenir en el mercado de granos, el Gobierno podría reflotar el proyecto para la creación de un Consejo Económico y Social, según contaron fuentes de la Casa Rosada ante El Economista.

En el oficialismo, prima la idea de volver a la agenda del “1º de marzo”, cuando el Presidente dio su discurso ante la Asamblea Legislativa y trazó los grandes lineamientos para su gestión.

La cámara de inicio del debate sería la de Diputados, y el ingreso formal llegaría luego de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, exponga la semana próxima ante la Cámara Alta (deberá responder 624 preguntas) su primer informe de gestión. En la jefatura de Gabinete, trabajan contrarreloj para confeccionar las respuestas y el discurso con el que Cafiero debutará en el Congreso ante los senadores.

Voces oficiales señalaron que hoy habrá una reunión entre el jefe de Gabinete y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, en la que además participará el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando Navarro.

En el encuentro, se comenzará a abordar la exposición que Cafiero dará ante los diputados en el mes de julio. Según deslizan en la jefatura de Gabinete, tal exposición podría darse en la primera quincena del mes entrante aunque todavía no hay fecha cierta.

En la reunión de hoy se conversará además sobre el proyecto de creación del organismo que busca tener participación de todos los diversos actores  empresarios, gremiales y sociales, además de representación política de la oposición. “Queremos armar un plan post pandemia”, resumen en la Casa Rosada. Incluir a los sectores de la oposición en la mesa de toma de decisiones es uno de los reclamos más persistentes que desde Juntos por el Cambio han mantenido desde el inicio del aislamiento.

Sin embargo, más allá del impulso que desde el Poder Ejecutivo se le quiere imprimir a la agenda legislativa, el funcionamiento del Congreso abre interrogantes. El protocolo para que Diputados sesiones de manera virtual vence la semana próxima, y deberá volver a ser ratificado en la próxima reunión de Labor Parlamentaria. En tanto en el Senado, se quebró la paz política luego de que el interbloque opositor se retirase de la sesión acusando al Frente de Todos de incumplir los acuerdos al introducir temas no relacionados con la pandemia.

El proyecto original para la creación del organismo de consulta prevé la aprobación de los pliegos en el Senado (dos tercios), algo que como quedó graficado la pasada sesión, no será tarea sencilla.

Por su parte, Cristina Kirchner convocó para hoy una sesión para tratar los proyectos que quedaron truncos el jueves pasado. Lo más importante a tratarse es la Ley de Alquileres, el que tuvo media sanción de la Cámara Baja en noviembre del año pasado y que otorga una serie de previsibilidades y facilidades a los inquilinos pero que muchos en el sector cuestionan.

También se le dará sanción definitiva a la ley de Educación a distancia.

Dejá un comentario