Home Office: más de 100 días trabajando desde casa

29 de junio, 2020

Del teletrabajo a la propuesta de valor al empleado

Cruzando la barrera de los 100 días de aislamiento obligatorio, el 51% de los argentinos continuaría trabajando desde su casa si tuviese esa oportunidad, mientras que el 12% prefiere ir a la oficina. En tanto el 37% restante no tuvo posibilidad de hacer home office durante la pandemia. 

Además, según un relevamiento de Adecco Argentina en el cual entrevistaron a más de 3.800 trabajadores de todo el país, solo el 4% de los empleados que realizan teletrabajo reconocieron que la empresa decidió hacerse cargo de algunos de sus gastos, como internet, línea de celular, comidas durante la jornada laboral y equipamiento de oficina como computadora y silla ergonómica. 

Asimismo, si el trabajador tuviese la posibilidad de decidir cuántos días de la semana trabajaría desde su casa, el 28% respondió que iría tres veces por semana a la oficina, el 22% haría home office todos los días y solo iría a la oficina por reuniones o temas importantes, el 16% respondió que su puesto no le permite tener un teletrabajo, el 15% iría dos veces por semana a la oficina, el 14% trabajaría todos los días en la oficina y el 5% iría solo una vez por semana a su trabajo de forma presencial. 

En cuanto a lo más difícil de trabajar desde casa, la mayoría respondió que se les dificulta lograr mantener una rutina estable (28%), seguido por tener una buena conexión de internet (24%), trabajar con la familia alrededor (21%), trabajar solo (10%), las exigencias del trabajo (8%), las actividades de la casa (6%) y ayudar a los chicos con las tareas del colegio (3%).

“Una de las principales tareas para teletrabajar es definir horarios. Es necesario tener una rutina laboral con tiempo de descanso. Es muy importante hacerlo y aún más cumplirlo”, explicó Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco Argentina & Uruguay. 

Respecto a si creen que el equilibrio entre el trabajo y la vida personal es más difícil haciendo home office, el 47% cree que es depende cómo se organice cada uno. Sin embargo, al 28% sí le resulta complicado, mientras que para el 18% no.

“Estar en línea todo el tiempo también cambiará la jornada laboral típica. En un futuro no muy lejano dejarán de existir las jornadas laborales de ocho horas. Esto requiere que los empleados establezcan límites claros, distribuyendo su tiempo familiar, tiempo personal, tiempo libre y horas de sueño”, agregó Manera.

Por último, más de 6 de cada 10 encuestados consideraron que realizar teletrabajo es difícil de igual manera para los padres como para las madres, aunque 3 de cada 10 creen que es más difícil para las madres y sólo el 3% respondió que se le dificulta más para los padres.

 

Salidas y compras online

Si bien de a poco los trabajadores fueron acomodándose a realizar home office, la rutina y las actividades fuera de casa no se dejan de extrañar. 

Y como era de esperarse, los bares y restaurantes (66%) son los más añorados. También lo son el cine y el teatro (37%), luego los locales de indumentaria (20%), las peluquerías (18%) y para el 23% otros como el gimnasio, los espacios verdes, shoppings, casinos e ir a la cancha.

Además, la mayoría está realizando más compras por internet que antes: para el 19% es un nuevo hábito ya que antes del aislamiento no realizaba compras online, mientras que el 38% ya lo hacía pero no tan frecuentemente como ahora. El 42% ya tenía estos hábitos de consumo previamente y esto no cambió con la cuarentena.

 

Dejá un comentario