El mundo duda y Argentina es el mercado que más sufre

18 de junio, 2020

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

Por Luis Varela

En las próximas dos semanas hay vencimientos por deuda en pesos por 178.000 millones, de los cuales 130.000 millones vencen el lunes, y Martín Guzmán fue separando a los acreedores, con acuerdos confidenciales, para intentar postergar los pagos con bonos más caros e incluso con algo que hasta ahora había condenado como mancha venenosa: vuelven los bonos en dólares.

Estos intentos del ministro, se está agudizando en su pulseada contra los bonistas ley Nueva York, donde sigue empecinado en ofrecer US$ 50 por cada US$ 100 adeudados más dos años de gracia, cuando esos acreedores
reclaman US$ 56 y un pago cash por los intereses correspondientes a 2020, ya que de lo contrario lo que se ofrece es una promesa, en una Argentina que tiene un rojo fiscal que nunca permitirá pagar lo que se promete.

Frente a eso, el ministro seguirá intentando patear todo para adelante, sin concretar ningún paso cierto. Así, hoy saldrá en una nueva licitación a ofrecerle a los que tienen que cobrar el bono Bopomo (TJ20) el lunes, con dos alternativas: o aceptar tres Letras del Tesoro Nacional en pesos (a descuento, Badlar y ajustadas por CER) y un bono Boncer agosto 2021, o de lo contrario recibir tres bonos en dólares, por 500 millones cada uno, que se emitirán entre agosto y noviembre.

El tema es decisivo porque la mitad de los $130.000 millones que vencen del TJ20 está en manos de un fondo de inversión (Pimco), que deberá bajar el  martillo y resolver si decide aceptar estos papeles y montarse a los bonos en
dólares que se emitirán más adelante, o pedir que el lunes le entreguen los pesos del vencimiento.

La forma de negociación que está encarando el ministro Guzmán está generando fuertes críticas en todo el sector privado. Esencialmente se afirma que el ministro va generando diálogos confidenciales con los grupos más rebeldes, haciéndoles ofertas especiales, y el resto de los tenedores de bonos están afuera de esa pulseada, sin saber si recibirán  menos de lo que logran los que tienen espaldas para hacerle juicio a Argentina en Nueva York.

De esa manera, la empresa Consultatio salió a poner en blanco sobre negro lo que piensa casi todo el espectro privado sobre lo que hace Guzmán: “No entendemos la estrategia de Guzmán; traba todo por US$ 3, y lleva a Argentina a un estrés que cuesta mucho más. Un ministro es un
coordinador de expectativas, y si genera desconfianza, sería conveniente que la renegociación la haga otro”. Ya en los últimos días, desde que el Presidente sorprendió a todo el espectro privado con su decisión de expropiar la agroexportadora Vicentín, varios representantes de todo tipo salieron a decir que lo que está haciendo Alberto Fernández es generar un ambiente de desconfianza que desalienta por completo la inversión en  Argentina.

Esta situación de Argentina se da con un mundo en el que el Covid -19 está mostrando un rebrote, con fuertes contagios en Pekín, y con una importante ola de muertes en India y en Irán. Y con 84.000 muertes en América Latina, la mayor parte de las cuales se están dando en Brasil, pero  con países como Chile, Colombia, México y República Dominicana   mostrando ahora mayor velocidad de fallecimientos.

Frente a esta realidad, el titular de la Reserva Federal de Estados Unidos manifestó que esperan una recuperación más lenta de lo esperado en la economía. Y esa advertencia generó un movimiento dual, de debilidad del dólar frente a divisas más fuertes, con el dólar firme en las economías con más problemas.

Ayer en el exterior el dólar subió 2,2% en Chile (país muy afectado por el  virus) y mejoró 0,1% contra el euro y la libra, pero bajó 0,2% en México, cedió 0,3% contra el real y el yen, y cayó 0,4% contra el franco suizo, monedas que lentamente se está convirtiendo en la moneda de este año.

En Argentina el dólar está mostrando un movimiento dispar. El Gobierno subió en las últimas tres semanas las tasas de interés para que se aplacara la disparada de los dólares libres (el BCRA paga ahora 38% nominal en Leliq 45% efectivo y los bancos pagan en plazos fijos 30% nominal 34% efectivo), y con eso los dólares libres pusieron el pie en el freno.

Pero esta tendencia llega con una doble trampa. Muchos inversores quieren cambiar de posición los pesos que tienen en los bancos, entrando a sus homebanking y buscando pasarse de plazos fijos normales a plazos fijos UVA (ajustables por inflación) y esa opción no está abierta a las decisiones.

Y, además, con el BCRA y la CNV vigilando, con la AFIP detrás, los dólares turista, MEP y contado con liquidación están mostrando volúmenes de operaciones mucho más reducidos, con montos crecientes en los que se llaman dólar bitcoin: en el sector se afirma que vía criptomoneas se compran y venden en un día todo el volumen que opera la Bolsa porteña con acciones en todo un mes.

Sea como fuere, ayer los dólares oficiales volvieron a subir. El dólar turista subió 24 centavos hasta $94,72 y el oficial subió 18 centavos hasta $72,86. El dólar blue bajó $1 peso hasta $124. El dólar mayorista subió 6 centavos
hasta $69,67. El BCRA sumó US$ 2 millones a sus reservas que ahora acumulan US$ 43.173 millones. El dólar MEP bajó 29 centavos hasta $105,02. El contado con liquidación cayó $1,44 hasta $107,68. Y la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 70,2% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 54,6%. Y, como consecuencia de los cambios externos, medidos en pesos, el real subió 5 centavos hasta 13,32, el euro bajó 8 centavos hasta 78,31 y la libra bajó 9 centavos hasta 87,40.

La expectativa de recuperación de la actividad mundial de modo más lento, frenó a las bolsas del mundo y detuvo la evolución del precio de las materias primas. Ayer hubo cierre mixto en la Bolsa de New York: el Nasdaq subió 0,1%, pero el S&P cedió 0,4% y el Dow bajó 0,6%. Mientras que la Bolsa de San Pablo subió 2,2% pero la de México terminó sin cambios.

Frente a eso, mientras Guzmán sigue prometiendo una oferta que nunca  llega a concretarse, los bonos argentinos volvieron a debilitarse, y el riesgo país volvió a subir en 36 unidades, hasta 2.554 puntos. Y lo peor del caso es que la Bolsa de Buenos Aires se desplomó más del 5% y la mayoría de los
papeles argentinos que cotizan en Nueva York sufrieron bajas en dólares que llegaron a casi 6%.

***

Trump busca censurar a Bolton

John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, dijo que el jefe de la Casa Blanca buscó la ayuda de su par chino Xi Jinping para ganar la reelección durante una reunión a puerta cerrada en junio de 2019. “Entonces Trump, de manera sorprendente, llevó la conversación hacia las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, aludiendo a la capacidad económica de China y suplicándole a Xi que se asegurara de que  iba a quedarse con la victoria”, escribió John Bolton, según extractos de su libro publicado en el Wall Street Journal. “Hizo hincapié en la importancia  de los agricultores y del aumento de las compras chinas de soja y trigo en el resultado electoral”, agregó. Según reportó Bloomberg, la Casa Blanca está desesperada viendo cómo puede evitar que el libro llegue a la calle. Bolton abandonó el cargo en 2019. Según él, fue una renuncia. Según la Casa Blanca, un despido. Lo que está claro es que no hay “feeling” entre Bolton y  Trump.