El desempleo trepó a 10,4% en 1°T: prevén que aumentará más

24 de junio, 2020

desempleo

Luego de que el desempleo en el país se ubicara en 8,9% en el último trimestre de 2019, durante los primeros tres meses de este año la desocupación se incrementó 1,5 puntos porcentuales y volvió a los dos dígitos. Así lo expuso ayer el Indec, que informó que entre enero y marzo de 2020 el desempleo se ubicó en 10,4%. Respecto al mismo período del año pasado, durante el trimestre analizado el desempeño aumentó 0,3 puntos porcentuales.

De esta manera, la desocupación en el país afecta a casi 1,4 millones de personas. Es la peor cifra para ese período desde el primer trimestre de 2006. Los datos oficiales detallan que entre enero y marzo la tasa de actividad se ubicó en 47,1% y la tasa de empleo en 42,2%.

Según la consultora LCG, la suba interanual del desempleo responde a la combinación de una mayor cantidad de trabajadores dentro del mercado laboral en paralelo con un menor nivel de ocupación. En tanto, las expectativas hacia adelante son aún más negativas.

“En términos de desocupación, lo peor aún está por venir. Todavía no hemos llegado al pico. Básicamente, porque la pandemia y la cuarentena impactaron más fuerte durante el segundo trimestre del año, y ni hablar del tercero, que está por empezar. Los períodos de más fuerte desocupación y crisis serán los que vienen”, advirtió ante El Economista Matías Ghidini, gerente general de la consultora de recursos humanos GhidiniRodil.

De acuerdo con el especialista, el otro motivo por el cual el desplome será aún mayor es porque “el desempleo real está artificialmente contenido por las diferentes decisiones políticas que restringen las desvinculaciones”. “Habrá que ver cuándo se termina de sincerar el nivel de desocupación real”, señaló.

“Creo que este año seguramente terminemos en un número de desempleo real más alto que el del año pasado. Aunque habrá que ver si esa desocupación real estará reflejada en los indicadores oficiales. Probablemente, 2020 termine con la tasa de desocupación más alta de por lo menos los últimos quince años”, indicó Ghidini.

No obstante, destacó que hay que recordar que en materia laboral el país viene mal desde hace mucho tiempo. “Es un tema de por lo menos quince o veinte años, en el cual ningún gobierno realmente pudo tener políticas de creación de trabajo genuino de calidad. Como muchos otros aspectos de la sociedad, en el trabajo nos encuentra con los papeles flojos, sin hacer los deberes, y por eso la pandemia termina generando un horizonte muy oscuro y preocupante”, sostuvo.

En ese mismo sentido, LCG prevé que pesar de la contención del Estado hacia las empresas para que mantengan los niveles de empleo, “parece inevitable que el desempleo vuelva a crecer este año también”. “El mercado de trabajo seguirá moviéndose en la dirección menos deseada: alta participación en paralelo con escasa demanda laboral en los sectores todavía activos y destrucción de empleo en los sectores que sufrieron el prolongado parate económico”, afirmó.

Según los cálculos de esta consultora, asumiendo una tasa de actividad semejante a la del segundo trimestre del año pasado, (47,7%, niveles máximos de la serie) y un nivel de ocupación apenas 1 punto porcentual más bajo que el promedio 2018-19 (41%), durante el segundo trimestre de este año el desempleo treparía por encima del 14%.

Sin embargo, sus proyecciones son un poco más pesimistas. “Esperamos una desocupación en torno al 15% en lo que resta del año, asumiendo que el confinamiento obligatorio en la zona núcleo del país se extenderá hasta bien entrado el invierno”, indicaron. “Si la tendencia continúa en la misma dirección pasado el segundo trimestre, le puede dar un carácter de persistencia al elevado desempleo de cara a los años venideros”, agregaron, al tiempo que señalaron que el dato del trimestre en curso será decisivo para analizar la cantidad de empleo perdido por la cuarentena.

Dejá un comentario