El Congreso a la espera de nuevos consensos

29 de junio, 2020

Por Pablo Varela

Ante la inminencia del endurecimiento de la cuarentena en el AMBA, la Cámara de Diputados podría ingresar en un compás de espera. “Creo que no vamos a sesionar por las próximas tres semanas”. Así se expresó un relevante diputado opositor ante El Economista, para graficar el clima imperante.

Con el vencimiento del protocolo para sesionar de manera remota (el cuál no fue revalidado en la última reunión de Labor Parlamentaria) y sin la posibilidad de alcanzar acuerdos en lo inmediato, Diputados mantendrá el trabajo en la comisiones aunque las chances de realizar nuevas sesiones son bajas.

En Juntos por el Cambio continúan con la negativa a tratar temas en los que no haya consenso de manera virtual y reclaman la presencia física de los diputados. En medio de la escalada de contagios hay acusaciones cruzadas en ambos lados de la grieta y se atribuyen falta de vocación para sesionar. En la coalición opositora, tienen listas las declaraciones de emergencia en el sector turístico y gastronómico, las que por ahora, parecerían no tener marco para tratarse.

En tanto el Frente de Todos ha venido anunciando una serie de proyectos con gran impacto en la opinión pública, pero que no han sido siquiera presentados de manera formal. Por caso, el gravamen a las grandes fortunas.

Durante el fin de semana circuló la información de que el Gobierno podría presentar una ampliación presupuestaria, la cual incluiría buenas parte de las ayudas que el Estado está otorgando en el contexto de la emergencia. Sin embargo, en el ámbito legislativo manejan poca o nula información al respecto.

Ante las persistentes críticas opositoras sobre el no funcionamiento del Congreso, el oficialismo se defiende y señala que en lo que va de 2020, hubo más sesiones que en todo el año anterior. “En 2019 no hubo pandemia, ni cierre de aeropuertos ni de rutas”, ironizan. Es que mientras el transcurso del proceso electoral hubo tan solo cuatro sesiones, en el primer semestre del 2020 hubo seis. Además, destacan el trabajo en las comisiones (que ya supera al del año pasado) y aseguran que hubo 68 ponencias de funcionarios del Poder Ejecutivo en Diputados en lo que va del año.

En tanto en el Senado, la relación entre oficialismo y oposición quedó tensa luego de la polémica por la media sanción a la creación de una comisión bicameral para investigar la relación crediticia entre el Banco Nación, y la empresa cerealera Vicentin.

Sin embargo, aunque en el oficialismo tildan de “incoherentes” los argumentos del interbloque conducido por el formoseño Luis Naidenoff, en el entorno de Cristina Kirchner se mostraron optimistas ante este diario para renovar un acuerdo que les permita continuar sesionando. “Vamos a seguir” sostuvieron.

Al mismo tiempo, se espera que las comisiones de la Cámara Alta comiencen a trabajar los proyectos que la semana pasada obtuvieron media sanción en Diputados. En concreto se trata de la ley de teletrabajo, la creación de una campaña para la donación de plasma en pacientes recuperados de Covid-19 (que fue impulsado por Máximo Kirchner y Cristian Ritondo), y las modificaciones a la ley de Economía del Conocimiento.

Dejá un comentario