El CEO de CrossFit renuncia por comentarios racistas sobre George Floyd

10 de junio, 2020

El fundador y CEO de CrossFit, Greg Glassman, anunció que renunciaría, diciendo que había “creado una grieta en la comunidad de CrossFit” al aclarar su comentario sobre el crimen de George Floyd.

El sábado, Glassman respondió a una publicación en Twitter describiendo el racismo como una crisis de salud pública, tuiteando: “Es FLOYD-19”.

Horas antes, les dijo a los dueños de gimnasios en una llamada de Zoom que su compañía no lloraría a Floyd, un hombre negro asesinado bajo la custodia policial de Minneapolis.

Reebok y varios atletas cortaron lazos de inmediato con CrossFit por los comentarios.

Glassman se disculpó, al igual que la compañía, que dijo que sus comentarios “no eran racistas sino un error”.

Dejá un comentario