El BCRA calcula la sobrefacturación

5 de junio, 2020

 

El volumen de dólares requerido por las empresas en el mercado de cambios para la importación de bienes fue 30% superior a la cantidad de productos ingresados al país durante el bimestre abril-mayo, informaron desde el BCRA.

 

Aproximadamente, los importadores accedieron a divisas por US$ 7.500 millones mientras que ingresaron al país productos por un valor cercano a los US$ 5.800 millones. Esto configuró un “comportamiento disruptivo” respecto del historial de acceso al mercado de cambios.

 

“En este bimestre hubo cancelación de obligaciones y anticipo de pagos de importaciones que no hacen a las prácticas comerciales habituales”, dijeron en el BCRA. A esta situación, en términos técnicos, se la denomina sobrefacturación de importaciones.

 

En la entidad monetaria manifestaron que históricamente existe una correlación entre el volumen de importaciones y el acceso al mercado e, incluso, por las prácticas comerciales habituales, son menores los pagos que el volumen de importación. Para normalizar esa situación “disruptiva” es que se establecieron nuevas condiciones a través de la Circular A7030, que no representan impedimentos para compras en el exterior ni alteración en el régimen de importaciones del país, pero son condiciones para que las empresas participen en el mercado de cambios.

 

La circular, emitida el jueves pasado por el BCRA, establece que sólo podrán comprar dólares en el segmento mayorista aquellas empresas que no tengan “activos externos líquidos disponibles”, entendidos como efectivo o depósitos a la vista en entidades financieras del exterior así como otras inversiones que les den disponibilidad inmediata de moneda extranjera.

 

Asimismo, la norma establece un período de 90 días previos y posteriores de inhabilitación para la compra venta de dólares a través del mercado bursátil (Contado Con Liquidación y MEP) para aquellas empresas que adquieran divisas en el mercado oficial.

 

Sobre este punto, desde el BCRA dijeron que las divisas “estarán disponibles para el normal funcionamiento de la actividad productiva” y que “no está en el espíritu de la norma alterar el volumen de importaciones sino establecer un sendero de pagos acorde con las buenas prácticas comerciales”.

 

Aseguraron también que la autoridad estudiará “perfeccionamientos” de la norma si en las próximas jornadas el sector productivo detecta “inconvenientes que no responden al propósito”.

Dejá un comentario