El Banco Mundial advirtió que el coronavirus dejará “cicatrices duraderas”

2 de junio, 2020

Banco Mundial

El Banco Mundial (BM) advirtió hoy que el coronavirus y las recesiones resultantes dejarán “cicatrices duraderas” en los países en vías de desarrollo y de mercados emergentes, con un peor daño para los exportadores de petróleo y los que sufren crisis financieras.

 

En un nuevo informe sobre las perspectivas de la economía mundial, el BM señaló que un país promedio de los mercados emergentes que sufre una crisis financiera podría ver una caída de la producción potencial de 8% en un período de cinco años, con una pérdida de producción para los exportadores de petróleo de 11%.

 

“Los países en desarrollo se enfrentan a una crisis económica y de salud sin precedentes. Esto pone en peligro décadas de progreso en el desarrollo, amenazando con empujar a más de 60 millones de personas a la pobreza extrema este año”, alertó David Malpass, presidente de la institución.

 

Además, desde la entidad explicaron que las perspectivas de crecimiento ya se habían atenuado significativamente, en parte a los conflictos comerciales, por lo que el impacto de la pandemia podría fácilmente convertirse en un problema de solvencia para los países de mercados emergentes.

 

“Las bajas tasas de interés en la última década contribuyeron a un aumento récord de la deuda soberana y corporativa en los mercados emergentes, limitando la capacidad de los responsables políticos para responder a la crisis y evitar el cierre de negocios, la pérdida de empleos y el deterioro del capital humano” señaló Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de crecimiento equitativo, finanzas e instituciones.

 

Asimismo, advirtió que si las políticas “están totalmente dirigidas a respaldar intereses creados o a mantener compañías zombis, esto puede conducir a problemas de liquidez que se convierten en problemas de solvencia”.

 

“Lo que realmente se necesita ahora son medidas urgentes para limitar los daños y prejuicios, pero también mantenerse alejado de las políticas que pueden conducir a esta crisis de salud, que se ha convertido en una crisis económica, a una crisis financiera”, concluyó Pazarbasioglu.

Dejá un comentario