Con dólar y bonos tranquilos, las acciones siguen cayendo

23 de junio, 2020

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

Por Luis Varela

En otro día con los gobiernos manipulando los ejes cartesianos, que en general funcionan como referencia para fijar el valor de las cosas, los mercados de todas partes tuvieron ayer una rueda con una característica que todos los inversores avezados vienen esperando.

En el exterior, la súper emisión de moneda, tanto de dólares, como de yenes, de yuanes y de euros, están provocando una alergia en los tenedores de efectivo, tanto que van sacándose los billetes de encima como sea, provocando subas en valores que van actuando como refugio, algunos con precios lógicos y otros con cotizaciones que ya empiezan a asustar.

Y en el mercado argentino, luego de un fin de semana intenso, con un gran banderazo nacional en contra de la intromisión del Estado en la propiedad privada, la Comisión Nacional de Valores tuvo que iniciar la semana con una medida que nos encierra todavía más que el cepo del BCRA: desde ahora no se pueden operar en pesos los bonos argentinos en los mercados externos.

La decisión de la Fed, el BoJ, el BCE y el BCRPC, hicieron que tanto el oro, como el petróleo y las criptomonedas tuvieran subas consistentes, con el metal amarillo quebrando los techos de este año, que no podía superar, y llegando a un valor récord de los últimos doce años.

Y la decisión de la CNV argentina hizo que las operaciones se concentraran dentro del territorio, por lo que los precios subieron, pero con un volumen de negocios que no fue nada destacado, pero que igual sirvió para que el riesgo país local bajara 42 puntos, hasta 2.496 unidades, a pesar de que en varias encuestas se indicó que con la movida Vicentín el Presidente Fernández perdió imagen.

Y lo particular del caso, luego de ver a las bolsas asiáticas y europeas con tendencias ligeramente declinantes, la Bolsa de Nueva York pudo sostenerse, con subas de entre 0,6% y 1,1%, con el índice Nasdaq, donde cotizan los papeles tecnológicos, alcanzando un nuevo récord.

Eso sí, la ebullición del Nasdaq concentra todo el gigantesco volumen operando en escasos veinte papeles tecnológicos que fueron beneficiados por el home office mundial (Facebook, Google, Amazon, Microsoft y Alphabeth), pero la mayor parte de las compañías del bloque, y sobre todo el 80% de las compañías del S&P500 tienen gruesas dificultades, y están en valores que no podrán ser sostenidos.

Frente a ese récord del Nasdaq, alimentado a pura emisión de la Fed, ayer las bolsas latinoamericanas mostraron bajas: la de San Pablo perdió 1,3% y la de México achicó 0,7%. Mientras que la Bolsa de Buenos Aires cedió en el mercado local 1,5%, pero debido al cepo y el bloqueo de negocios, el volumen de las acciones se redujo a $1.286 millones, bastante menos de lo que se estuvo operando en los últimos días. Pero lo peor del caso, y probablemente lo más contradictorio, es que mientras la baja en Buenos Aires fue leve, y con Wall Street sosteniéndose en las alturas, inflado por la Fed, los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron bajas en bloque. Sólo hubo dos aumentos leves: Tenaris y Mercado Libre. Mientras que el resto de los papeles argentinos mostraron caídas del 2% al 7%.

¿Qué ocurrió? ¿Por qué tanto castigo los papeles argentinos? Los analistas comprobaron que el gobierno de Fernández no parece ceder, siquiera con la presión del banderazo del sábado. Y luego de postergar por un mes la negociación de la deuda, poniendo la fecha al límite del default de los bonos que entraron en el canje de 2005 (Par y Discount), la hipótesis de un default aparece como una posibilidad cierta.

Los operadores reconocen que Martín Guzmán logró una buena licitación el jueves, y que pudo saltear el pago del Bopomo, negociando papeles alternativos con Pimco, pero ayer hubo un dato que inquietó: JP Morgan decidió bajarle la nota a YPF, sacándola del panel de recomendadas, porque estiman que no podrá cumplir con la deuda que acumula en los próximos doce meses.

¿De qué se trata este movimiento? Indirectamente calculan que Argentina será sacada en poco tiempo de grupo de mercados emergentes, para volver a ser parte de los países fronterizos, que están completamente separados del crédito internacional.

¿Por qué calculan semejante cosa? Creen que aunque Guzmán mejore la oferta y logre convencer a un buen número de bonistas, podrá llegar quizás a lograr el sí de un 60% de acreedores, pero el 40% quedará afuera y terminará yendo a las cortes de NY, por lo que se acuerde o no se acuerde la Argentina ingresará igual a situación de default concreto.

¿Quiénes pierden con esa posición de default definitivo? Las empresas privadas. Porque hasta ahora el país estaba con retrasos, pero al tener un Gobierno ya en default, y con decisiones expropiatorias, ¿de qué manera un banco del exterior le podrá hacer un préstamo a una empresa como, por ejemplo, Edenor o cualquier otra, si puede quedar sujeta a que el Estado se meta en sus decisiones?

Por esa razón, mientras los papeles privados siguieron cayendo en un abismo (la Bolsa porteña cae en dólares este año nada menos que 40%, los bonos pudieron sostenerse y el mercado cambiario actuó tranquilo, con las tasas de interés quietas, a pesar de que hay fuertes presiones de las empresas mayoristas para que se desactiven los precios máximos.

Sin que perdamos de vista el patrón general, en medio del Covid-19, con la súper emisión de los bancos centrales, en el exterior el dólar subió 0,3% en Chile, no cambió contra el yen, pero bajó 0,7% contra el euro y el mexicano, achicó 1% contra la libra y descendió 1,1% en Brasil.

Y en el mercado cambiario local el dólar estuvo tranquilo, pero otras monedas subieron. El dólar turista subió 7 centavos hasta $95,07 pesos y el oficial subió 5 centavos hasta $73,13. El dólar blue bajó $1 hasta $127. El dólar mayorista subió 17 centavos hasta 69,97 pesos. El BCRA logró sumar US$ 24 millones a sus reservas por lo cual ahora tiene US$ 43.203 millones. El dólar MEP bajó $1,41 hasta 108,12. Bloqueado, el contado con liquidación cayó $4,51hasta 105,49. La brecha entre el dólar oficial y el blue bajó al 73,7% y la brecha entre el CCL y el mayorista cedió hasta 50,7%. Y, medidos en pesos, la libra subió $1 hasta 87,18, el euro subió 79 centavos hasta 78,75 y el real subió 15 centavos hasta 13,31.

A nivel local, tanto en bonos como en acciones, la volatilidad fue extrema, con todo tipo de movimientos entre las empresas. Y las commodities trepan, con el oro y la plata muy firmes. El petróleo pegando un salto. Los granos en general para arriba en Chicago, pero con bajas agudas en Rosario, y mayor oferta de venta de campos. Y un rebote en las criptomonedas, que vuelven a ser miradas como refugio, con el ethereum como estrella del día.

Dejá un comentario