Cafiero debutó con críticas a herencia M

19 de junio, 2020

Finalmente luego de una larga espera, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, hizo su debut ayer al exponer ante la Cámara Alta su primer informe de gestión. El funcionario de la Casa Rosada hizo un breve repaso de la herencia recibida de la gestión anterior y afirmó que “Argentina ya estaba en pandemia” cuando Alberto Fernández asumió en diciembre del año pasado.

Cafiero utilizó cuarenta minutos para expresar algunas de las políticas implementadas por el Poder Ejecutivo en sus seis meses de gestión y propuso un “diálogo democrático” a las fuerzas de la oposición que observaron el discurso a través de videoconferencia.

El jefe de Gabinete enumeró que “Pymes y comerciantes estaban desahuciados por una política de especulación financiera y unas tarifas que los dejó a todos al borde de la quiebra” y señaló que durante los cuatro años de Cambiemos, se cerraron 25.000 pymes.

En ese marco, el funcionario de estrecha confianza de Alberto Fernández sostuvo que “esa trama fue cambiando las prioridades y exigiendo a la política que dé cuenta de lo que pasaba”, al tiempo que elogió “la decisión estratégica de nuestra vicepresidenta (Cristina Kirchner) y la ejecución táctica de nuestro Presidente para consolidar una unidad política que derrotara a un Gobierno de hambre y miseria”.

Durante el día miércoles, desde jefatura de Gabinete habían remitido por escrito la respuesta a las 624 preguntas que los senadores de Juntos por el Cambio le enviaron en la previa.

Aunque recordó que una de las premisas del Gobierno fue “no hablar de pesadas herencias y no buscar excusas”, Cafiero señaló: “Cuando asumimos había un proyecto de Presupuesto presentado por el Gobierno anterior. Era ficticio. No contaba con herramientas reales. Tenía todas las metas sobrevaloradas. Era inaceptable. Estaba deshilachado por el proceso de híper endeudamiento, endeudamiento y tenía todos los vencimientos dispuestos en fechas muy cortas”, indicó.

Fuentes del oficialismo, señalan que este año no habrá ley de leyes, y ya se piensa en comenzar a armar el del año próximo, que debería ingresar al Congreso a mediados de septiembre.

Luego de la exposición inicial, se le dio lugar a la pregunta de los senadores, en tres grupos: opositores, oficialistas y opositores.

Si bien no faltaron las chicanas, las preguntas giraron en torno a la economía, la distribución de fondos y obras a las provincias, el congelamiento de la movilidad jubilatoria, la conectividad y también Vicentin.

Cafiero, dijo que “no está en la política pública del Gobierno avanzar con expropiaciones” de empresas sino que, en el caso de la compañía Vicentin, se trata de “un rescate” de una firma “que estaba quebrada y que había dejado a miles de familias de productores sin pagarles”. Lo dijo en respuesta una pregunta de la senadora del PRO, Laura Rodríguez Machado, sobre si estaban previstas más expropiaciones.

El funcionario además defendió la potestad de reasignar recursos presupuestarios como los de la AFI para afrontar los efectos de la pandemia y aseguró que “antes, estas facultades estaban guiadas por una gran pulsión hacia los negocios familiares”. Al mismo tiempo aseguró que “hace falta una reforma de la normativa vigente” y destacó la intervención de la central de inteligencia.

Dejá un comentario