Alvarez Agis: “Hoy, Vicentin no vale nada”

19 de junio, 2020

Álvarez Agis

-¿Cuánto vale la empresa hoy, en estas circunstancias?

-Hoy… nada. Los activos no le alcanzan para cancelar el pasivo, por más que en el diario aparezca otra cosa. Imagino que razonablemente los accionistas quieren hacer valer su posición. Pero el problema es que la empresa se sobreendeudó y se quedó sin la confianza de los productores, con lo cual es muy difícil que pueda volver a comprar granos. Ese era nuestro punto, de entender que había que darle una confiabilidad y una seriedad al managment para que la empresa pudiera volver a ser confiable. Además, la confianza se recupera de una manera muy sencilla, que es pagando.

En diálogo con Letra P, Emmanuel Alvarez Agis sentó su posición sobre el “caso Vicentin” y comentó, además, que trabajó en un plan para que un grupo de privados se queden con la cerealera. “La idea fue nuestra. Nosotros estamos todo el tiempo evaluando inversiones para nuestros clientes y la gente de Allaria hacía rato que se quería meter en el rubro. De hecho, constituyó una empresa específica, Allaria Agro. Armamos un modelo con inversores locales. Había dos iniciativas parecidas dando vueltas y nuestro fuerte era hacer socios a los productores y a los bancos locales en un esquema de recuperación. Necesitábamos inversores argentinos que no tuvieran prejuicios ideológicos con una empresa mixta, que les interesara hundir capital en Argentina, que en este contexto no son muchos”, explicó Agis, hoy lejos de la política.

Los otros dos interesados eran el grupo Ceibos, liderado por Ciro Echesortu, ex CEO global de Dreyfus y Glencore, que es socio de Vicentin en la planta agroindustrial de Renova -en la localidad de Timbúes- y tenía la intención de comprar el 34% de las acciones que permanecen en manos de la cerealera intervenida.

“Tuvimos varias reuniones con bancos y con seis fondos de afuera para mostrarles el modelo y ver si estaban dispuestos a financiar el capital de trabajo de una iniciativa de ese estilo. Es un monto enorme. Para volver a los ocho millones de toneladas, hay que hablar de US$ 250 millones de capital de trabajo, de acá al año que viene”, comenta Agis.

Lógicamente, todo quedó suspendido tras el bombazo anunciado por el Presidente hace 10 días. “Ahora, el Gobierno tomó otra decisión, completamente legítima y entendible. Estaba dentro del set de opciones y eso no nos deja el lugar que estábamos buscando”, admitió Agis.

Por último, señaló que su relación con el Presidente es “excelente”. Además, dijo: “Siempre que puedo ayudo, aviso, alerto o aconsejo. Pero con mucha humildad y respeto porque sé que a veces desde afuera a uno le puede parecer que el que decide no entiende, no sabe o no conoce y en general es al revés. El que está tomando la decisión tiene más información que uno. Lo que pasa es que, como uno no conoce la información, piensa así. Por ahí el caso Vicentin es uno de esos. Nunca analizo las medidas en función de mi balance. Yo tenía una opción privada para Vicentin que me parecía buena, rentable, pero sería muy chanta decir que está todo mal porque me cagaron un negocio, hablando mal y pronto”, agregó Agis.

Su relación con quien lo invitó a la política (Axel Kicillof), también es “excelente” y “la relación personal está intacta”.

¿Se sumará Agis en algún momento al Gobierno?

Dejá un comentario