Advertencia de los curas de La Matanza

30 de junio, 2020

“Como sacerdotes de la Diócesis de San Justo que vivimos y trabajamos en las villas y barriadas de Matanza, vemos cada vez con más urgencia la necesidad de que exista un Estado inteligentemente presente y dialogando con la comunidad organizada para responder a la emergencia producida por la pandemia”, dijeron los “curas villeros” del municipio más populoso del Gran Buenos Aires que, hasta el lunes, contabilizó cerca de 4.500 casos, con poco más de 15.000 testeos.

“A noventa días de la cuarentena, recién hace diez días que se han comenzado a realizar los testeos en nuestras barriadas y en algunos casos han sido simplemente encuestas. Creemos que el operativo DetectAR debería implementarse de modo estable en los barrios buscando acompañar la situación epidemiológica diaria de nuestra gente. No alcanza con operativos que pasan una vez y se van. Esto se suma a las dificultades que ya se venían dando en la atención médica de nuestra gente”, dijeron y alertaron: “En la mayoría de casos de nuestros barrios el protocolo de Covid-19 no funciona y en estas últimas semanas lo hemos comprobado de manera muy particular porque han sido nuestras parroquias las que respondieron a los llamados de los vecinos y efectuaron innumerables traslados para realizar testeos y consultas médicas en hospitales del distrito”, dijeron y, entre otros problemas, mencionaron que los teléfonos oficiales no dan respuestas, los traslados no se dan a tiempo y las personas que esperan resultados vuelven a sus hogares y no a lugares de aislamiento.

A la vez, dijeron que “no se da un seguimiento regular de los casos de aislamiento” y “hay poca presencia del Estado ayudando a que se cumpla con el distanciamiento social, el uso del barbijo, las reuniones en espacios públicos, etcétera”.

“Estamos entrando en el momento más crítico de la pandemia”, concluyeron los curas en un comunicado.

Dejá un comentario