Una buena: la inflación fue muy baja en abril

1 de mayo, 2020

pesos

En un océano de pálidas económicas (y de otro tipo, también), una buena: la inflación de abril fue muy baja. Según el IPC Online, 0,64%. Así, fue el registro más bajo de la serie, que arrancó en 2014. Se “trackearon” 41.443 precios de forma online. Otro buen dato: alimentos y bebidas se contuvo con una suba de 0,7%.

 

 

El Economista ya había alertado, días atrás, que la inflación de abril venía muy baja y que, probablemente, la de mayo también siga esa trayectoria.

 

 

En enero, el Indec informó un IPC de 2,3%; en febrero, uno de 2% y en marzo, uno de 3,3%. Así, el de abril presenta una brusca desaceleración.

 

Huelga decir: una golondrina no hace verano y un mes de inflación baja no significa que Argentina haya derrotado el flagelo exótico (la inflación no es un problema en el mundo) que lo azota desde hace más de una década.

 

Muy por el contrario, los economistas han venido subiendo sus proyecciones de inflación para 2020 y creen que la película de mediano plazo (6-12 meses) va a ser distinta que la de corto. Sobre todo, cuando la cuarentena empiece a aflojarse y la economía empiece, aunque lentamente, a tomar calor. Allí empezará a hacer efecto el masivo bombeo monetario del BCRA y, quizás, la ampliación de la brecha cambiaria, que ya llegó a la zona de 80%. También operarán, además de la inercia clásica, cierta recomposición de los costos laborales (salarios, hoy a la baja) y las tarifas, que eventualmente volverán a subir.

Dejá un comentario