Stiglitz, Phelps y Reinhart apoyaron nuevamente la propuesta argentina

13 de mayo, 2020

Stiglitz, Phelps y Reinhart apoyaron nuevamente la propuesta argentina

Luego de que la semana pasada encabezaran una nota firmada por 138 economistas de todo el mundo para apoyar a la Argentina frente a la reestructuración de la deuda, nuevamente los dos premios Nobel de economía, Joseph Stiglitz y Edmund Phelps, y la experta internacional en crisis de deuda, Carmen Reinhart, expresaron su apoyo al país.

 

En un artículo publicado en el Foro Económico Mundial bajo el título “Por qué es importante reestructurar la deuda de Argentina”, los economistas apuntaron de que la pandemia “ha empujado a la humanidad hacia la peor recesión mundial en los tiempos modernos”.

 

“La presión sobre las finanzas públicas se ha vuelto enorme, particularmente en los países en vías de desarrollo que ya estaban muy endeudados”, señalaron y añadieron de que “este momento plantea la prueba definitiva de la arquitectura financiera internacional”.

 

“’Sostenibilidad’ es un término ahora omnipresente en las finanzas e inversiones globales y por una buena razón. Los principios que incorpora, como en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, hablan de construir un mundo mejor. Y esos principios son profundamente relevantes cuando se trata de la deuda soberana de los países en desarrollo con dificultades”, manifestó el artículo.

 

En ese sentido, los premios nobel apuntaron que en el contexto de una emergencia global, la “Argentina encabeza su proceso de reestructuración de la deuda pública de manera constructiva, de buena fe y con el apoyo de todos los sectores políticos nacionales”.

 

“Desde 2016, cuando el país recuperó el acceso a los mercados internacionales, los acreedores externos hicieron una apuesta al adquirir deuda con altos cupones, pero compatibles solo con tasas de crecimiento extremadamente sólidas que no se materializaron. En febrero, antes de que la crisis del Covid-19 se agudizara, el FMI concluyó que la deuda pública de Argentina es ’insostenible’”, remarcaron.

 

Y agregaron: “Existe consenso en que la deuda es impagable, y los pagos de intereses se han duplicado como parte de los ingresos del gobierno. Para ser francos, el costo de refinanciamiento se ha vuelto excesivamente alto”.

 

Además, hicieron hincapié en que una renegociación necesita el compromiso de ambas partes y la Argentina le presentó a sus acreedores privados una “oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país”.

 

La propuesta actual, que vence el 22 de mayo, incluye un período de gracia de tres años, una reducción del 62% de los intereses y del 5,4% del capital. “La reducción del cupón de bonos promedio ofrecida por Argentina (del promedio actual del 7% al 2,3%) es razonable dado el entorno actual de tasas de interés a nivel mundial”, añadieron.

 

“La propuesta está en consonancia con el análisis técnico del FMI, que establece que se necesitará un alivio sustancial de la deuda de los acreedores privados de Argentina para restablecer con alta probabilidad la sostenibilidad de la deuda”, reiteró.

 

Asimismo, el artículo subrayó que el alivio de la deuda es la única forma de combatir la pandemia y colocar a la economía en un camino sostenible. Respecto a ello, el documento señaló que la ONU considera que la Argentina sufrirá uno de los peores impactos económicos de la región, mientras que el FMI proyectó una recesión del 5,7% del PIB para este año.

 

En línea con lo que repiten Guzmán y Fernández, los economistas agregaron que “se les pide a los acreedores que reduzcan su flujo de ingresos, pero aún así recibirían tasas de interés razonables en el futuro”.

 

“Argentina ha ratificado su intención de pagar la deuda reestructurada, precisamente porque pasará a ser factible con la nueva tasa de interés propuesta. Solo una economía que crece de manera sostenible puede cumplir con sus compromisos financieros a lo largo del tiempo”, destacaron.

.

Por último, Stiglitz, Phelps y Reinhart manifestaron que, en un momento excepcional, la propuesta argentina presenta una oportunidad “para que la comunidad financiera internacional demuestre que puede resolver una crisis de deuda soberana de manera ordenada, eficiente y sostenible”.

 

Y añadió: “La ausencia de un marco legal internacional para la reestructuración de la deuda soberana no debería privar a los países endeudados de la posibilidad de proteger a sus ciudadanos y hacer lugar a la recuperación económica durante la mayor crisis mundial de la que tenemos memoria”.

 

“Creemos que un acuerdo sostenible beneficia a ambas partes: a una economía en dificultades con 45 millones de personas y a los propios acreedores. Ahora es el momento para que los acreedores privados actúen de buena fe. Una resolución responsable sentará un precedente positivo, no solo para Argentina, sino para todo el sistema financiero internacional”, concluyó.

 

La nota incluyó un punteo resumido de los puntos más importantes por el cual la reestructuración de la deuda es tan importante:

 

  • Los países con elevadas deudas podrían verse sometidos a graves tensiones como resultado de la pandemia del Covid-19.
  • Se les ha pedido a los acreedores de Argentina que acepten una propuesta mediante la cual se reestructuran los pagos de la deuda, para hacerlos más sostenibles.
  • Muchos esperan que esto pueda sentar un precedente para el sistema financiero internacional, ya que el mundo continúa enfrentando las consecuencias económicas de la pandemia.
  • El FMI, el Banco Mundial y la ONU ya han lanzado varias iniciativas para tratar de aliviar la presión sobre los países más pobres con respecto al pago de la deuda durante la incertidumbre.

Dejá un comentario