Por temor a contagiarse la gente dejó de ir al médico y el 50% de las camas de terapia intensiva están vacías

13 de mayo, 2020

Por temor a contagiarse la gente dejó de ir al médico y el 50% de las camas de terapia intensiva están vacías

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, admitió hoy que la población está con miedo a contagiarse coronavirus y que por ese motivo no está concurriendo al médico a atender otros problemas de salud. “El sistema está subutilizado, tenemos el 50% de las camas de terapia intensiva vacías y eso no es bueno”, admitió.

 

El funcionario reveló que representantes de clínicas privadas le informaron que muchas veces la ciudadanía realiza tardíamente la consulta al médico o directamente no concurre a tratar diferentes patologías porque cree que contraerá Covid-19 en sanatorios y hospitales públicos.

 

“Tenemos que incentivar a la población, porque las camas generales están (ocupadas) al 42 o 43%. Tenemos mucho margen. Esto no es bueno, primero porque la gente si llega tardíamente en algunas patologías tiene peores consecuencias. En segundo lugar porque estamos reteniendo demanda”, explicó el funcionario en declaraciones a radio Mitre.

 

González García informó que el sistema sanitario está “más fuerte que hace 50 días”, preparado para atender un eventual brote de Covid-19 y las otras enfermedades habituales que suele sufrir la ciudadanía en esta altura del año.

 

“El desarrollo que hemos hecho en conocimiento, en recursos y en actitud en estos días es muy fuerte. La pandemia sirvió para producir aceleraciones que no hubieran sido fáciles en otro momento. Hoy tenemos 21.800 camas más que hace 50 días, 1500 en terapia intensiva; son números chinos”, detalló.

 

Respecto del crecimiento de casos sobre todo en el AMBA, señaló que “la transmisión puede haber aumentado un poco, pero eso se verá dentro de unos días”.

 

En tal sentido, González García agregó: “Nosotros hoy lo que tenemos es un bajo número de casos, pero empieza a haber un cambio. Hoy empieza a trasladarse a otro grupo más vulnerable, que es el de las personas de las villas que viven en condiciones de hacinamiento. Ese es un poco el pequeño salto que ha tenido sobre todo la Ciudad de Buenos Aires en los últimos días”.

 

Finalmente, el ministro se refirió a cómo está circulando el virus a nivel mundial: “Tenemos un nivel de incertidumbre notable y mucho de lo que se dice al otro día o dos días después no es válido o tiene una cierta similitud con la esperanza, no tiene muchos fundamentos”.

 

“Históricamente las pandemias de esta magnitud se terminan o con un aislamiento social muy restringido y durante un largo tiempo, o tienen una vacuna. En ese aspecto nosotros aplicamos de entrada la antigua receta que es el aislamiento y el cuidado de la casuística. Ahora no solo hay un aislamiento menos restringido que al principio sino lo que hay hoy es un cuidado notable de cualquier foco que sucede. El éxito hoy no es no tenerlo, el éxito es controlarlo y que nadie se quede sin atención porque el sistema de salud esté desbordado. Esa parte la hemos conseguido”, concluyó.

 

Dejá un comentario