Mercado argentino en pausa, a la espera de novedades

21 de mayo, 2020

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

 

Por Luis Varela 

 

Con el coronavirus amainando apenas su daño en el hemisferio norte y con el crecimiento de la muerte por la pandemia enfocado ahora en América Latina, esencialmente en Brasil, con casi 19.000 fallecidos, los mercados financieros de ayer se mostraron en una especie de pausa, entre quietos y levemente positivos, al ritmo de la flexibilización de cuarentenas que se vienen concretando en muchos países.

 

Para el caso argentino esa suerte de pausa internacional se parece bastante más a una especie de congelamiento de operaciones, con bajos volúmenes operados, bonos quietos, acciones apenas en alza y con los tipos de cambio libres y oficiales sostenidos, a pesar de que en el mundo el precio del dólar continúa en franco retroceso. Y ayer con un agregado: el Banco de Inglaterra empezó a prestar dinero a tasa negativa, y eso le mete presión a la Reserva Federal, que es el único banco central grande que se mantiene con los intereses arriba de cero.

 

Este congelamiento de negocios de Argentina está ligado a que se empiezan a conocer datos concretos sobre la evolución de la economía local, con un desplome más grande que el esperado para marzo (según el INDEC el achique interanual para ese mes fue del 11,5%), pero ya hay varios expertos que advierten que en abril vs abril, ya con todo el mes encuarentenado, la caída puede llegar a ser de un terrorífico 20%. Es decir valores de desplome que jamás se vieron, siquiera en 2002.

 

Por supuesto que de reojo todos los inversores están mirando con atención para ver si se enteran de novedades en el intento de reestructuración de la deuda. A esta altura de la negociación, ya quedó bien claro que la fecha del 22 de mayo pasará sin pena ni gloria. Y hay bancos de inversión, como Morgan Stanley, que afirman que el acuerdo por la deuda argentina se cerrará recién en el tercer trimestre.

 

Con toda esa especulación de fondo, el Banco Central continuó realizando un esfuerzo supremo para que el valor del dólar no se siga escapando. La autoridad monetaria, además de acentuar la vigilancia de la CNV, volvió a perder reservas ayer, en su lucha por frenar el billete verde: se fueron otros US$ 31 millones, por lo que le quedan US$ 42.950 millones, con un derrumbe de US$ 2.536 millones en cuatro meses, colocando al respaldo de la autoridad monetaria en el menor nivel desde enero de 2017.

 

Y lo particular del caso es que, a pesar de este esfuerzo de Reconquista 266, y con un dólar que cae en todo el mundo, el precio del billete sigue sostenido en el mercado argentino. Ayer, debido a la movida del Banco de Inglaterra, en el exterior el dólar subió 0,1% contra la libra, pero bajó contra el resto de las monedas: cedió 0,2% contra el yen, 0,6% contra el euro, 1,1% contra el mexicano, 1,8% en Chile y cayó 2,2% en Brasil.

 

Mientras van reapareciendo estudios económicos que vuelven a calcular que en todo 2020 habrá una inflación del 50% anual y, con plazos fijos que pagan apenas 26,6%, el billete sigue sostenido. Y el tema preocupa tanto, que en el equipo económico se empieza a discutir con el BCRA qué se hará: se impedirá la compara mínima de US$ 200 dólares por mes por persona, o se devaluará el dólar oficial, equiparando la notable suba de 3 a casi 6 reales que tuvo el dólar en Brasil.

 

Por todo eso, con todo el esfuerzo, el billete dejó de bajar. El dólar turista subió 1 centavo hasta $91, 43 y el oficial avanzó 1 centavo hasta $70,33. El dólar blue no cambió y se mantuvo en $124 pesos mientras que mayorista subió 10 centavos hasta $68. El dólar MEP subió 8 centavos hasta $114,22 y el contado con liquidación subió 29 centavos hasta $118,38. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 76,3% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 74%. Y, medidos en pesos, el euro saltó 43 centavos hasta 74,59, el real subió 14 centavos hasta 11,94 y la libra bajó 3 centavos hasta 83,14.

 

El gran tema, por supuesto, es la brecha cambiaria, que entre el blue y el oficial e del 76%, pero si se considera que por la exportación de algunos granos se pagan apenas US$ 46, se tiene que la distancia entre el blue y ese valor es de un desquiciante 170%, con lo cual se compromete al único sector económico capaz de traer gran cantidad de dólares al país, ya que Vaca Muerta, con los precios actuales, sigue fuera de juego.

 

Eso sí: la reapertura de la economía que va avanzando en muchos países está generando más actividad. Y esa situación, más una oferta de menos barriles de parte de los árabes, hace que el crudo siga repuntando. Ayer hubo una suba del 6% para el petróleo: el WTI volvió a US$ 33,60 y el Brent araña los US$ 35, en ambos casos muy lejos de los US$ 45 dólares que vale el barril argentino, y que obliga a los automovilistas locales a cargar el tanque con los precios más altos del planeta.

 

Con la lenta superación del Covid-19, el resto de las variables se va acomodando. En metales preciosos: al oro le cuesta subir, pero la onza de plata avanzó otro 1,1%. Los metales básicos estuvieron más firmes: el níquel subió 1,8% y el cobre y el aluminio mejoraron 1,7%. En Chicago, hubo un salto del 3% para el trigo, suba del 0,5% para la soja y baja del 0,5% para el maíz.

 

En Rosario se vio una suba del 1,4% para la soja, con precios quietos en trigo y maíz. Y el bitcoin perdió otro 1,5% con duro paso atrás para el litecoin. Por supuesto, esta mejora en la actividad y el petróleo más sostenido, determinaron que las bolsas tuvieran un buen día, con una particularidad: entraron algunos balances de firmas de Internet a Wall Street, bastante mejores que los esperados. Así, hubo una suba del 1,5 al 2,1% para los índices de la Bolsa de Nueva York y mejoras de 0,7% en la Bolssa de San Pablo y de 0,5% en la de México. En los papeles privados argentinos se vio más optimismo afuera que adentro. En 25 de Mayo y Sarmiento, el 80% de lo operado en acciones se transó en diez papeles: Comercial del Plata, Grupo Valores, Galicia, Carboclor, Ternium, Boldt, Transener, Aluar, Pampa E y Central Puerto. Y, con $ 941 millones negociados, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,1%. Y en los extremos hubo subas del 3% al 8% para Supervielle, Comercial del Plata, Rosenbusch, Grimoldi, Francés, Galicia y Dycasa. Y bajas del 3% al 4,4% para Celulosa, Juramento, Cuyana, Camuzzi, Capex, Richmond, Transener, Holcim y Casado. Mientras que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron alzas del 1% al 8% para IRSA P, Ternium, Tenaris, Francés, Macro, Galicia, Globant, IRSA I, Cresud, Edenor y Bunge y bajas del 1% al 3% para TGS y Pampa E.

 

Por último, completamente a la espera de novedades sobre el canje, los bonos argentinos lograron un repunte de precios mínimo, con un riesgo país que no se movió: siguió en 2.782 puntos básicos. El 80% de lo operado en bonos se transó en nueve papeles: AY24X 19%, AY24 19%, TO26X 11%, TJ20 9%, TC21X 8%, AA22X 5%, TX24 4%, TX21X 3% y TB21X 2%. Y en los extremos se vieron saltos del 11% al 18% para los bonos PBF23, PF23D y BPLD, con suba del 3% para los bonos AA25 y AA25Z. Y un desplome del 17% para el bono TVPY y bajas del 4% al 9% para los bonos TO26Z, TO26Y, TJ20Y, TO26X, A2E7 y TO23.

***

 

YPF consiguió US$ 100 M

 

El resultado superó las expectativas de la compañía, que se había fijado un objetivo de US$ 25 millones y refleja la confianza en YPF entre los inversores locales. Así aseguraron desde la compañía. El resultado se alcanzó mediante la emisión de una nueva serie dollar-link de US$ 93 millones a 18 meses a tasa 0% y los US$ 7 millones restantes en una reapertura de la Clase III en pesos con vencimiento en diciembre de este año.

***

 

Tenazinha (Santander): “Queremos ser el banco de la mujer”

 

Santander Argentina suma Aula Virtual Women, una plataforma web con herramientas de formación y negocios enfocada en generar nuevas oportunidades para emprendedoras, empresarias y profesionales, y potenciarlas en el contexto actual. Más de 5.000 mujeres ya accedieron al sitio que cuenta con unas 60 notas y videos en diferentes categorías, que acercan herramientas para inspirar, ayudar y motivarlas a superar los obstáculos con los que se enfrentan al momento de emprender o dentro de su carrera profesional, así como también para el desarrollo de sus habilidades. Las temáticas son diversas y motivadas por problemas específicos, y pensadas para rentabilizar y escalar negocios, dos puntos críticos en los que se traduce la brecha de género a la hora de emprender. Silvia Tenazinha, Gerente de Banca Comercial, destacó que “la formación que lanzamos a través de nuestra Aula Virtual Women, así como la iniciativa Comunidad Women, que le da difusión en nuestras redes a los emprendimientos de muchas mujeres, son pasos muy importantes que reafirman nuestro liderazgo en este segmento”. La ejecutiva agregó: “Queremos ser el banco de la mujer, el que acompaña su desarrollo económico, brindándoles herramientas para el desarrollo profesional y el crecimiento de sus negocios”. La web de formación financiera, capacitación y asesoramiento en el manejo de las finanzas personales se encuadra en Banca Women de Santander, una política de inclusión financiera que cumplió un año recientemente y fue pensada para brindar servicios financieros acordes a las necesidades de crecimiento y desarrollo del segmento.