Las deudas de las familias, en alza: 87,7% debe “algo”

26 de mayo, 2020

pesos

 

Tal como era previsible, en el marco de la parálisis de la actividad por las medidas de aislamiento social para prevenir la propagación de la pandemia en el país, las deudas de las familias en mayo avanzaron considerablemente respecto al alto nivel que se había registrado durante el mes previo.

 

Así lo indicó el Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx), que en base a un relevamiento observó que durante el mes en curso el stock de endeudamiento de las familias creció 9,5%. De acuerdo con el estudio, mientras la deuda bancaria avanzó 2,4%, la “no bancaria” mostró un incremento de 25,9%.

 

“La falta de ingresos continuó sintiéndose. Igual, por las ayudas del Estado y la flexibilización de la cuarentena bajó a sólo 4,1% el porcentaje de hogares con ingresos nulos. Pero no alcanzó”, afirmó Cerx en su informe que fue difundido ayer, en el que señala que durante el quinto mes del año el 87,7% de las familias del país “quedó debiendo algo”.

 

Según el estudio, las deudas bancarias sumaron $ 1,18 billones y las “no bancarias” llegaron a $ 634.000 millones, afectando a 12 millones de hogares. “Lo que más se acumuló a mayo en deudas no bancaria fueron impuestos, seguida por servicios y a familiares o amigos. Para casi la mitad de los hogares, sus deudas fueron provocadas por la pandemia”, detalló la consultora.

 

Cerx señaló que en comparación con los registros de abril, 955.000 hogares más pasaron a tener deudas, las cuales son principalmente “no bancarias”. En promedio, cada familia adeudaba en mayo $ 150.686, aunque este monto no incluye los costos asociados con moras y retrasos, que fueron aumentando durante la cuarentena, por lo que el stock podrían incrementarse en más del 50%, según el informe.

 

De acuerdo con los datos, para la mitad de los hogares (49,5%) sus deudas fueron consecuencia de la cuarentena y para el 23% fueron provocadas antes de este episodio, mientras que el 27,6% restante identificó a sus deudas como generadas tanto antes como durante la emergencia sanitaria. Especialmente, señala el estudio, las deudas “no bancarias” son consecuencia de la actual crisis económica.

 

 

La consultora estimó que el stock de deuda “no bancaria” seguirá creciendo en los próximos 60 días y que recién comenzará a ceder a partir de agosto. “Un punto favorable es que se redujo de 12,5% en abril a 4,1% en mayo el porcentaje de hogares sin ingresos. No alcanza, pero ayuda”, afirmó Cerx.

 

“A esta altura, tanto las deudas bancarias como las ‘no bancarias’ requerirán negociaciones entre las partes para cancelarse. En el caso de las bancarias, las entidades financieras están ofreciendo descuentos de hasta 40% en intereses y moras, pero si se cancela la totalidad de la deuda, algo difícil en este momento. En las deudas ‘no bancarias’, se esperan negociaciones para cancelar, por ejemplo, alquileres adeudados y cuotas de colegios, especialmente. En las deudas impositivas, muchas familias descuentan que el Estado tomará cartas en el asunto”, concluyó el informe.

 

Este estudio surge de cruzar los datos del Banco Central con una encuesta sobre 6.089 hogares entre el 17 y 22 de mayo, el cual tenía como objetivo monitorear la evolución de esta variable fundamental para conocer el impacto socio-económico de la pandemia y las posibilidades reales de recuperación del consumo después de la pandemia.

Dejá un comentario