La recaudación de la provincia de Buenos Aires fue de $29.626 millones en abril

19 de mayo, 2020

ARBA informó hoy que los ingresos de la provincia de Buenos Aires alcanzaron en abril un total de $29.626 millones, lo que implica una variación interanual positiva del 11,5%, pero una caída del 23,4% en términos reales, si se considera que la inflación en el último año fue del 45,6%.

 

“Esta variación estuvo explicada por el impacto de las medidas de aislamiento tomadas en el marco de la crisis sanitaria Covid-19, que redundaron tanto en una caída del nivel de actividad como en medidas de administración tributaria tendientes a aliviar la situación de los contribuyentes, que a su vez redujeron el nivel de recaudación del mes”, explicó la agencia recaudadora.

 

 

El crecimiento de la recaudación total estuvo impulsado principalmente por el impuesto sobre los Ingresos Brutos, que sumó $22.537 millones, con un aumento del 18,6% respecto al mismo mes de 2019.

 

Esta tasa implica una caída de la actividad en el orden del 23%. La recaudación vía Agentes de Recaudación representó el 84% del total, con tasas de crecimiento interanual relativamente bajas en todos sus componentes

 

 

“Con un aumento de precios del orden del 49%, la variación interanual de este impuesto indica una fuerte caída del nivel de actividad, que se manifiesta en la caída de ventas, sobre las cuales se recauda el impuesto”, resaltó el informe del ARBA.

 

En términos nominales, la recaudación de Ingresos Brutos cayó principalmente en sectores como la Construcción (-35%), Servicios Inmobiliarios (- 10%), Servicios de Alojamiento y de Comida (-5%), Servicios de Asociaciones y Personales (-3,1%) y Servicios Artísticos, Culturales y Deportivos (-70%).

 

De manera similar, el Impuesto de Sellos registró en abril una disminución nominal de 14,7% interanual, al recaudar sólo $1.886 millones, afectado particularmente por el desplome del 70% del patentamiento automotor y las operaciones inmobiliarias.

 

“Por estos regímenes sólo se recaudó sobre operaciones realizadas en la segunda quincena de marzo, parcialmente afectada por las medidas de aislamiento. No se registró recaudación por operaciones durante la primera quincena de abril, algo esperable dado que no operaron en ese período los registros seccionales ni los escribanos”, indicó el organismo.

 

Mientras que, con el concepto de Impuesto Inmobiliario, ingresaron por todas las plantas un total de $3.763 millones, que representan una suba nominal de 51,6%. Ese desempeño estuvo influido principalmente por la modificación del actual calendario de vencimientos respecto del que rigió durante 2019.

 

Por último, por el Impuesto a los Automotores se recaudaron en abril $958 millones, lo que conlleva una baja interanual de 43,1%. La caída estuvo vinculada a la reprogramación de vencimientos y a una baja en la cobrabilidad del tributo, en el contexto de dificultades provocado por la crisis sanitaria y las consecuentes medidas de aislamiento.

 

“La evolución de la recaudación desde enero de 2018 muestra una caída sostenida en términos reales. Esto fue el resultado de la combinación de las políticas tributarias llevadas adelante por la gestión provincial de ese momento y de la crisis económica a la que condujo el plan económico de la gestión provincial y nacional durante el período”, apuntó el ente recaudador.

 

 

Y agregó: “Esto se vio agravado por el impacto inflacionario que tuvo la fuerte devaluación del peso en el marco de la crisis externa iniciada en febrero de 2018, que llevó el dólar de $20 a $60”.

 

Según ARBA, de haberse mantenido constante la recaudación en términos reales desde enero 2018 a diciembre 2019, “la provincia habría recaudado más de $42.000 millones adicionales a valores de abril 2020, lo equivalente  a un mes entero de recaudación”.

Dejá un comentario