La naturaleza del shock, las tasas, el elefante en la región, el “blue” y las reapariciones

15 de mayo, 2020

¿SHOCK TRANSITORIO O PERMANENTE? Los economistas debaten si el shock del Covid-19 será transitorio (es decir, si volveremos a cierta normalidad en algunos trimestres) o si será estructural (es decir, el mundo que se viene será poco parecido al anterior). No hay ganador aún y sólo el tiempo lo dirá. Los encuestadores se preguntan algo parecido mismo sobre la suba de la imagen del Presidente. ¿Seguirá alta o tenderá a bajar? Números más o menos, todos coinciden en que Alberto Fernández está muy sólido en las encuestas y que rompió la grieta, es decir, contiene apoyo “cambiemita” en esos números. En palabras de Julio Burdman, Alberto Fernández está en su fase “churchilliana”. Pero en Argentina todo puede cambiar rápido, y más si el “billete” no está tranquilo. A fines de 2017, Mauricio Macri iba a sepultar al peronismo y las presidenciales del 2019 eran un trámite. “Veníamos bien y pasaron cosas”, se escuchó por allí. No hay nada dicho para Fernández, pero sus credenciales reforzadas de estos meses (aunque dependientes a la factura que nos pase el bicho) son un crédito que se extenderá cierto tiempo. Hoy, la preocupación citadina es el Covid-19 y el jefe de Estado cumplió con creces, pero la agenda irá cambiando (tenemos crecientes problemas pidiendo entrar a la cancha) y con ella (como escribió Burdman en El Economista) el modelo de evaluación. Humilde consejo a nuestro Presidente: que replique las claves de su exitoso modelo ante el Covid-19.

 

OJO CON BOLSONARO Y EL $BRL. Si bien lo que ocurre en Brasil es positivo para Fernández (el contraste con el errático Jair Bolsonaro, lo relegitima), si la situación se agrava (ya hay demasiados indicios en ese sentido) dejará de ser un “mal chiste”. Para algunos, ya no lo es hace rato. Además de lo sanitario (nuestros vecinos, con quienes compartimos 1.200 kilómetros de frontera, tienen casi 200.000 casos de Covid-19), Jair Bolsonaro se está debilitando exponencialmente. Empiezan a aparecer los pedidos de “impeachment”, pierde aliados, los gobernadores ya casi no le responden, los militares (claves en su Gobierno) se empiezan a fastidiar, pierde apoyo en las encuestas y Sergio Moro (hasta hace poco, su ministro de Justicia), que no anda en pequeñeces, dice tener pruebas en su contra. No es una crisis política abierta aun, pero hacia allí parece ir. No es un tema menor para Argentina: Brasil es el elefante en la sala del vecindario y quien recibe casi 20% de nuestras exportaciones.  El real siente todo eso y ya merodea 6/US$, tras haber arrancado 2020 en 4/US$. Esperemos que se quede Paulo Guedes porque sino… Además, luego de un armisticio débil por fuerzas mayores, Bolsonaro volvió a decir ayer a la prensa que Argentina va hacia el socialismo. Insólito: la pregunta del periodista era porque Brasil tenía más muertes que Argentina. Con buen criterio, Argentina no recogió el guante. Es posible que vengan nuevas agresiones del líder brasileño: para Bolsonaro, criticar a Argentina es funcional para su base de apoyo.

 

(RE)APARECIO LOPEZ MUPRHY. Entrevista con Clarín, mano a mano con Carlos Pagni, activo en Zoom y con vocación de “tragarse sapos” y armar un frente que no sea testimonial. Con voluntad de poder y de embarrarse, Ricardo López Murphy volvió. Veremos cuánto dura la mordida del bulldog. Eso sí: hay que reconocerle su capacidad de supervivencia. Aparece poco (a veces, se “borra” por largos meses) y su última incursión seria en política fue hace 17 años en 2003 (una elección que aún muchos lamentan cómo salió). Aun así, sigue estando y cuando habla, mucha gente lo escucha. Su nueva pretensión: armar un frente “opositor al populismo”, pero por fuera de JxC. “No debe ser de los liberales sino con los liberales”, dice. La gran pregunta es si se entenderá con el líder natural del espacio: José Luis Espert. La relación entre ambos es buena. No es sinónimo de confluencia, pero…

 

#GraciasMenem. Hablando de figuras políticas latentes (aunque de otra envergadura, por cierto), ayer a la tarde hubo un Trending Topic sugerente en el movedizo Twitter de estas pampas que, incluso, estuvo liderando la franja de la tarde: #GraciasMenem. El hombre de Anillaco y dos veces Presidente de la Republica. Por cierto, no todos los que se prendieron con el HT lo elogiaron. El Economista dialogó con el consultor político René Palacios y, además, uno de los principales “menemólogos” del país. Según Palacios, el hashtag no fue casual. “Con el dólar blue subiendo a niveles históricos no es raro que mucha gente recuerde la Convertibilidad como quien recuerda a su primer amor de la adolescencia”, dice sobre el famoso (infame, para algunos) 1 a 1. “Que Menem se haya sumado a las redes sociales va a hacer aparecer la comunidad de gente que todavía lo recuerda con admiración”, dice Palacios sobre el activismo social del riojano y su CM, su hija Zulemita.

 

 

“Está manejando un estilo ‘detrás de escena’ que le suma porque parece divertido que a sus noventa años pueda mostrarse descontracturado”, señala y agrega: “No hay que olvidarse que él fue prácticamente el inventor del ‘politainment’. Esa mezcla de política y entretenimiento que está tan de moda ahora ya la dominaba desde que era gobernador en La Rioja”. Por último, una anécdota. “Hay una historia que te puede ilustrar como él ya sabía cómo manejar la noticia. Cuando era gobernador, ya pensaba en ser candidato a Presidente y dada la necesidad de llamar la atención para instalarse a nivel nacional que tenía, hizo una cosa que hoy parece imposible. Mucha gente no lo recuerda, pero en enero del ‘74, cito a la revista Gente en el cruce fronterizo de la provincia con Chile y subido a un caballo cruzó la frontera para mostrar la ‘necesidad de construir un paso fronterizo’. Con esa acción obtuvo cobertura de una de las revistas más conocidas del país. No había redes sociales entonces, pero el tipo ya sabía cómo llamar la atención”, recuerda Palacios. A comienzos de 2020, en el Gobierno anunciaron que el 2 de julio iban a colocar un busto de Menem en la Casa Rosada. Ese día cumple, el senador 90 años. Habrá que ver si el plan sigue firma con la pandemia. En cualquier caso, ya llegará el momento de revisitar una década que, aun con sus crasos errores, fue algo más que “pizza con champagne”.

 

SUBE EL “BLUE” Y CRITICAN A MACRI. El mercado cambiario en sentido amplio (es decir, no solo el MULC) está al rojo vivo. El oficial está debajo de $70, pero los paralelos están en $120 y el “azul” se cortó como Kylian Mbappé contra Argentina en el Mundial de Rusia.  Ayer a la tarde, el BCRA emitió un curioso informe, intitulado “Las políticas económicas aplicadas entre 2015 y 2019 favorecieron la fuga de capitales y generaron la crisis de endeudamiento”. ¿Sube el “blue” y ese mismo día salen a criticar a Cambiemos? Poco feliz. “El conjunto de políticas económicas que se aplicaron desde diciembre de 2015 facilitaron la fuga de capitales por más de US$ 86.000 millones y crearon las condicione para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo, según el informe que realizó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) a pedido del Poder Ejecutivo Nacional”, dijeron desde Reconquista 266 en el exhaustivo informe.

 

 

“JUANCHI” SUBE TASAS, ¿PERO A QUIEN? “A los bancos y entidades financieras siempre les ha ido muy bien. Ahora les toca colaborar y hacer el mayor esfuerzo. Así que quería contarles que firmé un decreto y a partir de este mes, bancos y entidades financieras de Hurlingham van a tener un aumento del 50% en las tasas”, dijo, vía Twitter, el intendente de Hurlingham, Juan “Juanchi” Zabaleta. La medida no gustó en los bancos, y no es la primera. Semanas atrás, La Pampa, por ejemplo, subió la alícuota de Ingreso Brutos (IIBB) a los intereses de los préstamos. Tampoco será la última. La medida del alcalde no gustó en los bancos. “Los costos adicionales pueden repercutir en una menor tasa para el depositante, mayor costo al tomador de crédito y mayor costo de mantenimiento de cuenta. Esto encarece la operatoria, termina perjudicando a los usuarios, atenta contra la inclusión financiera y a larga se empezarán a cerrar sucursales en las jurisdicciones donde resulte prohibitivo operar. Y además hay vicios de inconstitucionalidad toda vez que las tasas deben reflejar el costo del servicio que se presta. Por eso antes se llamaban Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), se supone que los frentistas pagan esos servicios que la municipalidad brinda. Y claramente no hay ningún fundamento para que en términos de costos, de un día para el otro aumenten la tasa 50%, y mucho menos por los motivos que se dan. No tiene mucha legalidad el acto”, dijeron ante El Economista.

 

Dejá un comentario