Italia registra impacto económico dramático: perdió 20.000 millones de euros en el sector turístico

10 de mayo, 2020

Italia registra impacto económico dramático: perdió 20.000 millones de euros en el sector turístico

Italia, uno de los países europeos más castigados por la pandemia, con 218.268 infectados y 30.395 muertos, tuvo además de las pérdidas humanas, pérdidas económicas significativas y hoy, con una la curva de contagios con tendencia a la baja, el país busca reactivar su economía.

 

El sector de turismo, hostelería y restauración italiano, que representa el 13% del PBI del país, perdió cerca de 20.000 millones de euros a raíz de la pandemia y desde marzo registró 81 millones de turistas menos que en el mismo periodo de 2019.

 

“El impacto económico entre marzo y mayo es dramático, con una pérdida estimada de 20.000 millones de euros para hoteles, restaurantes, transporte y compras”, apuntó Coldiretti, la mayor asociación de empresarios agrícolas del país en un informe citado por la agencia de noticia EFE.

 

El texto agrega que la época del año de mayo y marzo es particularmente fructífera por las vacaciones de Semana Santa y puentes como el del 1 de mayo.

 

Ante las pérdidas económicas, el primer ministro, Giuseppe Conte, aseguró hoy que los italianos no tendrán un verano en cuarentena.

 

“Este verano no seguiremos en los balcones y la belleza de Italia no permanecerá en cuarentena. Podremos ir al mar, a las montañas y disfrutar de nuestras ciudades”, manifestó el primer ministro en una entrevista publicada hoy en el diario Corriere della Sera.

 

Con esta medida, el gobierno busca reactivar al sector impulsando el turismo interno.

 

“Sería bueno que los italianos pasaran sus vacaciones en Italia, incluso si lo tenemos que hacer de otra manera, con reglas y precauciones”, agregó Conte.

 

No obstante, la asociación de hoteleros de Italia Federalberghi estimó que el país perderá más de 300 millones de turistas en 2020, lo que comportará una caída en la facturación de casi 17.000 millones de euros, un 71,4 % en términos interanuales.

 

Coldiretti celebró las afirmaciones de Conte y le pidió al Ejecutivo que autorice ya la reapertura de las más de 24.000 casas rurales repartidas por el territorio nacional, que en 2019 alojaron a 14 millones de turistas.

 

Italia inició su desconfinamiento el 4 de mayo con la reanudación de actividades como la manufactura o la construcción, y las siguientes fechas de la desescalada son el 18 de mayo, cuando abrirán museos y comercios, y el 1 de junio, cuando será el turno de restaurantes, bares y peluquerías.

 

Conte no descarta acelerar algunas aperturas en las regiones en las que la curva de contagios esté más controlada.

 

“Si a nivel epidemiológico la situación permanece bajo control, podremos acordar algunos avances con las regiones. Lo importante es actuar sobre la base de un control continuo, porque pagaríamos costes enormes si cometemos imprudencias”, indicó.

 

Dejá un comentario