Grandes patrimonios: se posterga presentación

27 de mayo, 2020

divisas pesos bancos monedas economía

Por Pablo Varela

 

El proyecto para gravar las grandes patrimonios parecería haberse enfriado, luego de que la semana pasada el presidente Alberto Fernández le diese un fuerte respaldo, al recibir al jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y al encargado de la redacción de la iniciativa, Carlos Heller.

 

Según pudo averiguar El Economista, la presentación del mismo quedó postergada para la semana próxima, sin precisiones sobre cuándo será efectivamente el ingreso formal.

 

En el bloque del oficialismo deslizaron ante este diario que la dilación en la presentación está más ligada a motivos “prácticos” que a los “tiempos políticos” y descartaron que falte consenso dentro de la bancada.

 

En ese marco, voces legislativas cercanas al propio Heller se mostraron preocupadas por el escenario en ciernes y el impacto que tendrá la pandemia en la ya deteriorada economía y es por eso que rechazan las críticas que señalan que la iniciativa tiene una impronta ideológica. “No podemos sacarle recursos al sector productivo”, razonan, y por eso buscan, vía grandes patrimonios, un aporte por única vez que implique recaudar cerca de US$ 3.500 millones para las arcas del Estado. En el oficialismo entienden que en el contexto de crisis, esos recursos serán indispensables.

 

En tanto en Juntos por el Cambio, ya son varias los legisladores que se muestran dispuestos a dar el debate. La diputada por Córdoba, Soledad Carrizo, sostuvo ante este diario que “todo lo que ingrese al Congreso”, es obligación “analizarlo y discutirlo”.

 

La oposición se ha quejado públicamente de que solo hay trascendidos periodísticos respecto de la iniciativa y aguardan a la presentación formal para emitir opinión.

 

Al mismo tiempo, señalan que proyectos de la envergadura de una reforma judicial, o de un gravamen a los grandes patrimonios, deberían ser abordados de manera presencial y alertan sobre las dificultades de la modalidad virtual que acota el debate.  El acuerdo alcanzado por el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, con las distintas bancadas fue el de avanzar en las primeras sesiones con temas consensuados, dejando abierta la posibilidad de volver al trabajo presencial, algo que los recientes números de contagios pone en duda.

 

En tanto el interbloque conducido por Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC ARI) convocará para mañana una sesión especial para tratar y derogar el DNU 457/20, que otorga a Santiago Cafiero la facultad de reasignar partidas en el contexto de la pandemia. La jugada de la principal bancada opositora buscará a su vez exponer a los otros bloques de la oposición. Por caso, Ritondo protagonizó un duro cruce con el titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, cuando JxC intentó forzar sobre tablas el tratamiento del despacho de la Comisión Bicameral que aborda los DNU.

 

Más allá de la sesión que impulsa el sector mayoritario de la oposición, en Diputados no descartan que haya sesión esta semana para tratar el ley de Economía del Conocimiento. En JxC impulsan la declaración de la emergencia en el sector turístico, aunque todavía no hay definiciones sobre una eventual sesión.

Dejá un comentario