Gobierno comienza a activar eje productivo

15 de mayo, 2020

 

El presidente Alberto Fernández recorrió ayer el hospital modular del partido bonaerense de Almirante Brown, construido en un mes para la internación de pacientes con coronavirus, y luego visitó en el municipio de Quilmes a la única empresa que produce en el país barbijos N95, utilizados por los trabajadores de la salud para evitar el contagio de coronavirus.

 

Fernández visitó el establecimiento de Almirante Brown acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y por los ministros Ginés González García (Salud), Eduardo de Pedro (Interior) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas).

 

También estuvieron el jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

 

Luego de varios días signados por el cruce con la oposición, el Presidente aprovechó para recorrer el conurbano bonaerense en donde se teme que impacte la pandemia, con dos claros ejes: el sanitario y el productivo.

 

La cartera que encabeza Katopodis estuvo a cargo de la construcción de los hospitales y actualmente están siendo equipados por el Ministerio de Salud para quedar integrados a la red sanitaria nacional.

 

Al finalizar la recorrida, Fernández se dirigió con Kicillof a la planta de una empresa que incorporó tecnología para desarrollar una línea de producción de barbijos, según informaron fuentes del municipio de Quilmes, ante El Economista.

 

Allí también estuvieron presentes en la recorrida la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza y el titular de área de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

 

En el Gobierno se suman voces que por lo bajo deslizan que el oficialismo debe comenzar a comunicar una “agenda positiva” y empezar a pensar en el día después de la crisis sanitaria.

 

Mendoza y Kulfas tuvieron una reunión de trabajo horas antes del arribo de Fernández a la localidad de la zona sur. Allí conversaron sobre la necesidad de trazar un “horizonte productivo” para la salida de la crisis.

 

Con matices, los jefes comunales del conurbano vienen reclamando la apertura de diferentes ramas de la industria sin desproteger el flanco sanitario, algo que en muchas localidades todavía está en análisis por parte de la gobernación.

 

El intendente de Tigre, Julio Zamora y el de Escobar, Ariel Sujarchuk, fueron los primeros en peticionar la apertura.

 

En paralelo a la reanudación del debate político en el Congreso, y las tensiones políticas con la oposición de Juntos por el Cambio (fundamentalmente con las bancadas legislativas y con aquellos que no ocupan cargos), crece en el oficialismo la necesidad de generar expectativas hacia futuro, a sabiendas que buena parte de la opinión pública valora lo alcanzado en materia sanitaria, pero cada vez con mayor preocupación el impacto económico del aislamiento.

 

Mientras tanto la renegociación de la deuda y el peligro de un eventual default continúa siendo una preocupación constante para el Presidente quien delegó en Martín Guzmán las negociaciones aunque las monitorea de cerca.

 

Ayer en Olivos, Fernández junto a Santiago Cafiero y María Eugenia Bielsa presentó el programa “Argentina construye”, un programa que busca la generación de 750 mil puestos de trabajo.

Dejá un comentario