Fernández: “Salir de la cuarentena ya, es llevar a la muerte a miles de argentinos”

6 de mayo, 2020

Fernández: “Salir de la cuarentena ya, es llevar a la muerte a miles de argentinos”

El Presidente Alberto Fernández señaló hoy que el Gobierno y la sociedad “están cumpliendo los objetivos” fijados por el Ejecutivo y que es muy posible que “podamos hacer una apertura mayor en estos días”. Sin embargo, añadió que “salir de la cuarentena ya, es llevar a la muerte a miles de argentinos”. 

 

“La salida de la cuarentena se convierte en un problema por la naturaleza de la enfermedad y por la crisis económica que generó esto en todo el mundo. Pero por lo que veo hay una muy alta percepción de la gente de valorar de lo que se ha hecho, de respetar la cuarentena y querer una salida ordenada”, explicó hoy el mandatario en diálogo con FM Radio Con Vos. 

 

Sin embargo, agregó que el Gobierno está “muy muy cerca” de cumplir los objetivos que se había propuesto de que la velocidad de duplicación de contagio sea de 25 días. “Es posible que cumplamos el objetivo y, de ser así, podemos hacer una apertura de casi el 75% de la gente, para que puedan circular en toda la Argentina”, destacó.  

 

Y agregó: “Los que dicen salgamos de la cuarentena ya, sepan todos, que salir ya de la cuarentena es llevar a la muerte a miles de argentinos. Porque no lo podemos controlar a eso, uno no tiene un gotero para manejar y ver cómo funciona. Es muy difícil dosificar la salida”. 

 

En ese sentido, señaló que “hay que manejarse con mucha prudencia” y añadió que hay un uso “perverso” de la inestabilidad emocional de la gente que está en cuarentena hace mucho tiempo, que los impulsa a hacer reclamos “alocados” y apuntó que son “los sectores de la oposición los que lo están haciendo”. 

 

“Van a la televisión a explicar que estamos destruyendo la economía y ellos la destruyeron sin un virus de por medio”, sentenció Fernández. 

 

Además, adelantó que con el jefe de Gabinetes, Santiago Cafiero, están delineando una serie de protocolos para poder abrir ciertas actividades económicas en la nueva etapa de cuarentena que comienza el lunes que viene. En ese sentido, indicó que en el interior del país se pueden abrir los comercios con más facilidad ya que la velocidad de contagio es menor. 

 

“La idea es decirles a los gobernadores que si las industrias se abren siguiendo los protocolos, podemos empezar a volver a tener actividad. Pero hay que tener una serie de condiciones. Evitemos el transporte público, evitemos el transporte interjurisdiccional, tomar la temperatura, estar atentos a los síntomas”, señaló. 

 

Sobre los reclamos del sector empresarial para que el Gobierno habilite la industria para mantener el aparato productivo, Fernández les contestó que “fíjense qué vivo lo mantenemos que hasta les pagamos los sueldos”. 

 

“Tengamos en claro que es el Estado el que está haciendo un aporte tan importante, como pagarles el sueldo a los trabajadores. Que no se abusen”, resaltó el funcionario y agregó que “el Gobierno está haciendo todo este esfuerzo para que la gente no padezca”. 

 

Respecto a la reestructuración de la deuda, el mandatario expresó que “esperamos que el mundo entienda, nosotros no especulamos con nada, ni siquiera con la situación económica, confiamos en reponernos y poder cumplir en el futuro” y aclaró que “el único vocero” del Gobierno que participa en el diálogo con los acreedores externos “es el ministro de Economía, Martín Guzmán”.

 

“Con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es distinto, con ellos sí he dialogado, y claramente han tenido una mirada diferente a la que tuvieron históricamente. Pero eso habrá que charlarlo en su momento, veremos si se sostiene esa mirada en la realidad porque todavía no lo hemos abordado”, acotó.

 

De cara al futuro, sobre el escenario que reinará después de que pase la pandemia, Fernández admitió que se deberían “cambiar las reglas de juego” en todo lo relativo a las deudas porque el “mundo inexorablemente va a cambiar”.

 

“Ahora vemos cómo un ser invisible se lleva puesto a los consumidores y los precios ficticios de la Bolsa se han derrumbado. El mundo se ha desmoronado. Creíamos que el capitalismo había muerto en el 2008 con la crisis de las hipotecas y sin embargo durmieron una siesta y volvieron”, indicó.

 

Por último, en relación a un eventual impuesto a las grandes riquezas, el Presidente aclaró que prefiere referirse “a un aporte excepcional más que a un impuesto”.

 

“El sistema impositivo argentino es profundamente injusto, la mayor parte de los aportes por Ganancias la realizan quienes cobran un sueldo y ha llegado la hora de revisar estas cosas. Hay que modificar todo el sistema impositivo argentino, que está preparado para la elusión permanente, con un sistema de algunos estudios contables que te construyen empresas offshore para que dejen de pagar impuestos”, sostuvo.

Dejá un comentario