Fernández: “Mientras no haya contraoferta, no va a haber modificación de nuestra propuesta”

12 de mayo, 2020

Fernández: “Mientras no haya contraoferta, no va a haber modificación de nuestra propuesta”

En el marco de la reestructuración de la deuda, que vence el viernes 22 de mayo, el Presidente Fernández aseguró que el Gobierno está “trabajando muy bien” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y le pidió a los acreedores que presenten una contraoferta ya que “hasta ahora solo hemos tenido silencio”.

 

“Nosotros hemos hecho una oferta y esa es la oferta que podemos hacer. Si hay una contraoferta cuéntenmela, porque no la conozco. Y si hay una contraoferta razonable yo no tengo ningún empacho en verla, pero por favor, hemos hecho una oferta y hasta ahora solo hemos tenido el silencio”, expresó Alberto Fernández en diálogo con radio Rivadavia.

 

Sin embargo, añadió que “seguimos dialogando” con los acreedores pero les pidió a los tenedores de bonos que presenten una oferta para ver “de qué se trata”. “Mientras no haya contraoferta, no va haber modificación de la nuestra”, sentenció.

 

En relación a un posible default, de no llegar a un acuerdo con los bonistas antes del 22 de mayo, el Presidente expresó que “el deseo es no defaultear” pero que la decisión “es comprometerse en la medida de lo que la Argentina pueda pagar, sin que el costo signifique más postergación para el pueblo”.

 

“Yo soy solo un mandatario. Mandatario es el que cumple órdenes de otro, a mi me manda el pueblo. Y yo dije que iba a ser lo necesario para que la deuda no se pague a costa de mas hambre para los argentinos”, resaltó.

 

En ese sentido, Alberto Fernández le recordó a los acreedores que la oferta del Gobierno no significa una pérdida para ellos “sino que ganen menos”, pero con la certeza de que “estamos ofreciendo algo que vamos a poder cumplir, que es algo que debería preocuparles”.

 

Hoy, la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, expresó que el Gobierno argentino “quiere hacer lo correcto por su propia gente y por su papel en la región y la economía mundial”. Sobre eso, el mandatario expresó estar contento y que el FMI entendió de que el país quiere negociar.

 

Además, elogió la conducción del organismo y la catalogó como “técnica y razonable, no dogmática, que lee con sentido común la economía”. Pese a ello, agregó que “lo que no es serio es que le presten a un Gobierno que no iba a poder pagar”.

Dejá un comentario