Europa reabre ante la llegada del verano y China le da US$ 2.000 M para combatir virus

18 de mayo, 2020

Europa anunció hoy la reapertura más amplia, permitiendo que la gente ingrese a la Acrópolis en Atenas, boutiques de alta costura en Italia, museos en Bélgica, campos de golf en Irlanda y cervecerías en Baviera. Mientras, China anunció que le dará US$ 2.000 millones para la lucha contra el coronavirus.

 

El presidente chino, Xi Jinping, dijo en la reunión anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que el monto destinado se pagará durante dos años para ayudar a responder a Covid-19, que mató a cientos de miles y devastó las economías nacionales. Dijo que los fondos apoyarán especialmente los esfuerzos en los países en desarrollo.

 

El discurso de Xi se produjo en medio de fuertes tensiones entre Beijing y el presidente Donald Trump, quien suspendió los fondos de Estados Unidos a la OMS y la acusó de no detener la propagación del virus cuando apareció por primera vez en China. El Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, representó a Estados Unidos en la reunión, celebrada virtualmente este año.

 

Xi también subrayó que las vacunas que China consiga desarrollar contra una enfermedad que ha causado más de 300.000 muertes en el mundo, “estarán disponibles como bien público global con el fin de que sean accesibles y asequibles para todos los países en desarrollo”.

 

China es el país donde se detectaron, al menos en diciembre último, los primeros casos de contagio con la Covid-19, en la ciudad de Wuhan.

 

Con este antecedente, Xi aseguró que China trabajará junto al resto de economías del G20 para suspender la deuda a los países más pobres, como parte de las medidas para superar la crisis economía derivada de la emergencia sanitaria.

 

El líder de la tercer economía del mundo, detrás de Estados Unidos y la Unión Europea, ambos muy afectados por la enfermedad, afirmó en la videoconferencia desde Beijing que el mundo “se enfrenta a la más grave emergencia mundial de salud pública desde el fin de la Segunda Guerra Mundial”, una pandemia que “nos sorprendió a todos y se ha propagado a más de 210 países y regiones”.

 

En respuesta a las criticas de Estados Unidos hacia China, a la que acusa de haber diseñado la Covid-19 en laboratorios con fines geopolíticos, Xi afirmó que su país “ha hecho gala de una actitud abierta, transparente y responsable, compartiendo información con la OMS y los países implicados”, por ejemplo a la hora de compartir la secuencia del genoma del coronavirus.

 

Xi afirmó que en la actual pandemia “el liderazgo de la OMS ha sido indiscutible y ha contribuido en la promoción de la cooperación contra la Covid-19” por lo que China hace un llamamiento a que aumente el apoyo político y financiero al organismo, también blanco reciente de muchas críticas sobre todo procedentes de Estados Unidos.

 

No obstante, el líder chino se mostró partidario de una “revisión integral” de la respuesta internacional a la Covid-19 “una vez ésta haya sido contenida”, bajo la supervisión de la OMS y de forma “objetiva e imparcial”, informó la agencia de noticias EFE.

 

Reapertura euro

 

Las playas de Grecia reabrieron durante el fin de semana durante una ola de calor con un estricto distanciamiento social, pero los colectivos que trasladaban a los turistas locales de Atenas a la costa estaban abarrotados.

 

En Bélgica, más estudiantes regresaron a la escuela, los peluqueros comenzaron trabajar nuevamente, y los museos y zoológicos reabrieron, todos con estrictos sistemas de reserva para evitar grupos. Con la esperanza de aprovechar al máximo el clima soleado, los mercados al aire libre comenzaron a vender frutas y verduras.

 

Los campos de golf y las tiendas de jardinería reabrieron en Irlanda, pero el ministro de Salud, Simon Harris, dijo que está nervioso porque el virus aún no desapareció.

 

Las iglesias en Italia y en el Vaticano reanudaron misas públicas. Los guardias tomaron las temperaturas de los fieles que ingresaron a la Basílica de San Pedro, donde el Papa Francisco celebró una misa matutina en una capilla lateral para conmemorar el centenario del nacimiento de San Juan Pablo II.

 

En Milán, el distrito de boutiques de lujo de Montenapoleone reabrió, pero pocos compradores, si es que hubo alguno, estaban a la vista. El área alberga casas de moda como Armani, Versace, Ferragamo, Fendi y Bottega Veneta, pero sus clientes son en su mayoría extranjeros, y los viajes a Italia siguen siendo muy restringidos.

 

En el ayuntamiento de Milán, cientos de vendedores al aire libre protestaron por el fracaso de la ciudad en proponer reglas para la reapertura de puestos no alimentarios, que representa un total de 22.000 vendedores.

 

En Portugal ya se abrieron las cafeterías y restaurantes, mientras los funcionarios alentaban a las personas a apoyar a las empresas locales.

 

En Francia, las autoridades estaban preocupadas después de que aparecieron unas 70 infecciones en las escuelas del país desde que comenzaron a reabrir la semana pasada. Francia reabrió cerca de 40.000 escuelas preescolares y primarias, con clases limitadas a 15 estudiantes.

 

Dejá un comentario