Esfuerzo extra para los sueldos privados

5 de mayo, 2020

Esfuerzo extra para los sueldos privados

 

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó ayer una nueva reunión del denominado gabinete económico que se llevó a cabo en la Casa Rosada. Tras el encuentro de trabajo se anunció que el Gobierno nacional invertirá más de $27.000 millones para pagar parte de los salarios a 1,3 millones de trabajadores del sector privado, que enfrenta severas dificultades en el contexto de la pandemia.

 

Al mismo tiempo, los funcionarios del ala económica confirmaron la implementación de una nueva etapa del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), destinado a los sectores más vulnerables de la economía. Durante abril, el beneficio otorgado a través de la Anses llegó a ocho millones de ciudadanos que recibieron en sus cuentas bancarias los fondos.

 

Del encuentro encabezado por Cafiero, participaron los ministros de Economía, Trabajo y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán, Claudio Moroni, y Matías Kulfas, respectivamente; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó de Pont; el presidente del Banco Central, Miguel Angel Pesce, la flamante titular de Anses, Fernanda Raverta, y la vicejefa del Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

 

Cuando el país ingresa en el último tramo de la cuarentena que se prolongará hasta el 10 de mayo (todo indica que continuará con mayor flexibilización) el ala económica del Gabinete monitoreó también el pago de los salarios para los trabajadores de las empresas que accedieron a los beneficios del Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP), y la incorporación de nuevos sectores como la industria y el comercio. En ese marco, fue la propia titular de AFIP quien confirmó los datos de 1.310.000 trabajadores del sector privado que podrán acceder al salario complementario. La semana pasada en jefatura de Gabinete no ocultaban el fastidio por la falta de carga de los CBU por parte de las empresas.

 

A los empleados de 158.000 empresas el Estado les pagará una buena parte de sus salarios de abril. A medida que vayan completando la información, muchas más empresas recibirán ese beneficio teniendo en cuenta que se anotaron más de 400.000.

 

La iniciativa oficial apunta a sostener empleos e ingresos en un contexto de enorme contracción económica con varios sectores sin actividad.

 

Pero se trata de un esquema transitorio que no puede prolongarse. Varias empresas pudieron pagar los salarios de marzo con los créditos de los bancos a tasas bajas garantizados por el Estado.

 

Una parte de los de abril se abonarán directamente desde el Estado. En junio, las remuneraciones de mayo deberán ser afrontados con los recursos propios de las empresas. De allí que crezca la presión para ir abriendo algunas actividades. Para que eso sea posible, hará falta mucha creatividad y responsabilidad individual para que la economía empiece a moverse respetando pautas de aislamiento social.

 

El ministro de Salud, Ginés González García adelantó que cuarentena se extenderá, aunque los principales funcionarios del Gobierno pergeñan una salida gradual del aislamiento, que permita recuperar niveles de actividad en la otra pandemia: la económica.