En una jornada durísima, al mercado no le fue tan mal

22 de mayo, 2020

Wall Street Trump Estados Unidos

 

Por Luis Varela

 

Como si se tratara de una pesadilla, Argentina fue atravesada ayer por una sucesión de eventos durísimos y, sin embargo, las variables del mercado financiero tuvieron un resultado bastante aceptable, como si hubiera sido un día completamente normal, sin ningún tipo de evento negativo.

 

Ayer, como si se nos cayera una pared encima, Argentina registró 648 nuevos casos de contagios detectados y 12 muertes por el coronavirus, por lo que ya llevamos acumuladas 416 personas fallecidas por esta pandemia. Y en otro plano, el ministro de Economía Martín Guzmán decidió no iniciar el trámite para cumplir hoy con el pago de los bonos AA21, AA26 y AA46, por lo que el país entra efectivamente en su noveno default de la historia.

 

Y detrás de esa decisión, tenemos un presidente como Alberto Fernández que en una misma frase dijo: “no vamos a asumir ningún compromiso con nuestra deuda que no podamos cumplir … quiero que el mundo nos vea como un país honorable que cumple con sus compromisos”. Y lo concreto es que al menos hasta ayer la oferta ante la SEC siguió siendo la misma: por cada US$ 100 adeudados en bonos ley NY, Argentina ofrece US$ 39 y los bonistas piden US$ 59, por lo que al momento la diferencia sigue siendo de US$ 20.

 

Desde el lado argentino, el ministro Guzmán dijo que la negociación sigue y que hay un acuerdo de otros diez días hábiles, hasta el 7 de junio, para que lleguemos a un acuerdo, y que los bonistas manifestaron que hasta ese momento no iniciarán juicios por default en las Cortes de Nueva York.

 

Sin embargo, hoy mismo se disparan en Wall Street los Credit Default Swaps (seguros contra default) por los US$ 508 millones incumplidos por Argentina.

 

Y se supo, además, que se empiezan a multiplicar dentro del país las demandas ante jueces por el reperfilamiento de la deuda ley Argentina, cuyo pago fue postergado hasta fin de año, de manera completamente unilateral y sin ninguna explicación plausible para los argentinos que invirtieron en esos papeles.

 

Y a pesar de tremendos números con la pandemia y de un nuevo corte de manga a los acreedores, el mercado local estuvo bastante tranquilo. A nivel internacional el dólar siguió bajando y en Argentina se mantuvo apenas sostenido. Los bonos tuvieron bajas leves y el riesgo país subió apenas. Las acciones, increíblemente, siguieron ganando valor. Y quizás lo más preocupante fue que el Banco Central siguió perdiendo reservas, con un goteo que es cada vez más preocupante. Y por si todos esos datos fueran pocos, ayer también se supo que para el Indec hubo deflación mayorista en abril. Y, al mismo tiempo, bancos de Wall Street pronosticaron para Argentina una fuerte recesión y un 2020 en el que habrá gran cierre de empresas, más desempleo, una baja del 10% en los salarios y una pobreza que llegará a casi el 50% de la población.

 

Frente a todas esas noticias, probablemente el impacto en los precios financieros no fue descojonante, porque los números del mundo son también dramáticos. Ayer se difundió en Estados Unidos que en la última semana se perdieron otros 2,4 millones de empleos, por lo que en lo que va de los últimos dos meses de crisis se llevan perdidos 38 millones de puestos de trabajo.

 

Por esa razón, el dólar siguió retrocediendo en el mundo. En el exterior el dólar subió 0,3% contra el euro y 0,1% contra el yen y la libra, pero bajó 0,1% en Chile, 1,4% en México y cayó 2,5% en Brasil. Y pese a esa debilidad del billete verde en toda América Latina, a nivel interno el dólar continuó sostenido. El dólar turista subió 5 centavos hasta $91,48 y el oficial subió 5 centavos hasta $70,38. El dólar blue subió $1 peso hasta $125. El dólar mayorista subió 9 centavos hasta $68,09, con otra dura caída de reservas para el BCRA: perdió US$ 110 millones y le quedan US$ 42.840 millones. Mientras que el dólar MEP subió 15 centavos hasta $114,37. El contado con liquidación bajó 96 centavos hasta $117,42. Y con eso la brecha entre el oficial y el blue subió al 77,6% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 72,4%. Al tiempo que medidos en pesos, y el real subió 31 centavos hasta 12,25, la libra subió 4 centavos hasta 83,18 y el euro bajó 11 centavos hasta 74,48.

 

Con los US$ 110 millones perdidos ayer para frenar la suba del dólar, el BCRA no logra evitar que se sigan cancelando depósitos. Ocurre que casi todos los analistas económicos esperan para todo el año una inflación del 50% anual y los bancos siguieron pagando apenas 26,6% en los plazos fijos.

 

Frente a semejante ola de malas noticias, a los títulos argentinos no les fue tan mal. Con más negocios, la cotización de los bonos argentinos siguió débil y con eso el riesgo país subió apenas hasta 2.788 puntos básicos. El 80% de lo operado en bonos se transó en nueve papeles: AY24 23%, AY24X 18%, TC21X 11%, TJ20X 8%, TJ20 6%, TO26X 5%, TX21 4%, TX24 3% y AA22X 3%. Y en los extremos hubo un salto del 14% para el bono AA37C, con subas del 3% al 5,5% para los bonos TVPY, DIA0D, T2X1, BPLD, DIA0, PARYD y TVPP. Y una baja del 1,5% al 5,3% para los bonos A2E7C, CO26D, CO26, DICY y DICYC.

 

El mundo sigue sintiendo los efectos de la pandemia, por lo que las bolsas actuaron en general con bajas, nada importantes pero bajas al fin. Los índices de la Bolsa de Nueva York tuvieron descensos del 0,4% al 1% mientras que la Bolsa de San Pablo subió 2,1% y la de México bajó 1,3%. En el mercado bursátil local, el 80% de lo operado en acciones se transó en diez papeles: Comercial del Plata, Galicia, Grupo Valores, Carboclor, Ternium, Pampa E, Boldt, Aluar, Supervielle y Hipotecario. Y, con más negocios ($1.691 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 4%. En los extremos hubo subas del 4% al 8% para Pampa E, Clarín, Galicia, Macro, Polledo, TGS, Cuyana y Ternium. Y una bajas del 2% al 5,5% para IRSA, Morixe, Capex, Rigolleau, Camuzzi y Phoenix. Mientras que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtas, con subas del 4% al 9% para Pampa E, Macro, Galicia, TGS, YPF, Francés y Telecom y bajas del 1% al 7,7% para IRSA I, Tenaris, Terniu, IRSA P, Cresud y Globant.

 

Frente a todo esto, las commodities siguen mostrando un clima altamente volátil. El petróleo sigue repuntando: el WTI subió 1,2% hasta US$ 34, con el Brent en los US$ 36. Hubo toma de ganancias en metales preciosos: baja del 1,3% para el oro y caída del 2,6% para la onza de plata. Los metales básicos estuvieron mixtos: el aluminio subió 0,5% pero hubo una baja del 1% para el cobre y una caída del 2,1% para el níquel. En Chicago hubo suba del 0,4% para el trigo, merma del 0,5% para el maíz y caída del 1,3% para la soja (que toca el piso de los últimos quince años). En Rosario hubo una suba del 2,5% para el trigo y baja del 0,9% para el maíz y la soja. Y se registró una dura caída del 5,2% para el bitcoin, con desplome mayor para el neo y el iota.