En EE.UU. se siguen destruyendo empleos

8 de mayo, 2020

trump

 

La semana pasada, 3.170.000 personas pidieron el seguro por desempleo en Estados Unidos mientras que en la semana previa habían sido 3.850.000. Desde mediados de marzo, 33.500.000 trabajadores solicitaron el subsidio en un contexto de fuerte destrucción del empleo como consecuencia de la recesión económica originada en las medidas que se adoptaron para enfrentar el Covid-19. Si bien se estima que los pedidos de seguro seguirán en niveles elevados, su tendencia declinante en las últimas semanas estaría indicando, para algunos analistas, que el pico de despidos quedó atrás. Esa percepción fue la que llevó a que los mercados financieros tuvieran una respuesta positiva frente al dato conocido ayer.

 

Paulatinamente, se están reabriendo actividades en diferentes estados del país y eso debería moderar la destrucción de empleo en las próximas semanas. De todas maneras, la situación laboral puede tardar mucho tiempo en normalizarse porque la fuerte recesión desincentivará nuevas contrataciones de trabajadores. Ante un freno abrupto de la economía como el actual, la tasa de desempleo subió mucho y rápido, pero reducirla, aun cuando la economía empiece a recuperarse, será un proceso más largo porque muchas actividades se ajustarán como consecuencia de la crisis.

 

Son cada vez menos los economistas que consideran que no habrá una recuperación en forma de V, como sostiene Donald Trump, porque poner en marcha las cadenas productivas, muchas de las cuales incluyen a otros países como proveedores de insumos, no será sencillo. Un ejemplo de ello es la industria automotriz que no puede reactivarse si no es coordinación con México y Canadá. En la segunda parte del año, la economía empezaría a reactivarse, pero no recuperará lo perdido durante la crisis hasta fines de 2021 o comienzos de 2022.

 

Mañana se publicarán los datos del mercado laboral y los analistas estiman que la tasa de desempleo habría pasado del 4,4% en marzo al 16% en abril y con tendencia a seguir subiendo. El pico previo más alto fue en 1982 con 10,8%. Algunos estudios privados señalan que la tasa de desempleo llegará al 25%. Además, el mes pasado se habrían pagado 21.300.000 salarios menos que el mes anterior, es decir que en poco más de un mes se destruyeron más empleos de los que fueron creados durante la última década a la salida de la recesión de 2009.

 

Dejá un comentario