En abril, la recaudación cayó 23% real: prevén que el desplome se extenderá

6 de mayo, 2020

Crédito del BID para la AFIP por US$ 100 millones

 

Tal como era previsto, en el marco de la parálisis de la actividad de gran parte de la economía por las medidas de aislamiento social que se extendieron durante todo el mes pasado, la recaudación en abril se desplomó fuertemente. Luego de los malos desempeños registrados en enero, febrero y marzo, la recaudación de abril fue de $ 398.658,7 millones, según informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

 

De acuerdo con el organismo, este monto representa un incremento de apenas 11,6% respecto a lo recaudado durante el mismo mes del año pasado. Así, presumiendo que la inflación de abril se ubicó cerca de 1% (según mediciones privadas), se estima que en términos reales la recaudación del mes pasado presentó una caída aproximada de 23%.

 

De esta manera, se profundizó la contracción real registrada durante el primer trimestre del año, que acumuló una caída de 6,4%. Con el dato de abril, durante los primeros cuatro meses del año los recursos tributarios acumularon un monto de $ 1,8 billones, lo que significó un incremento de 33,4% respecto al mismo período del año pasado, aunque implica una variación de 10,7% por debajo de la inflación.

 

La Afip justificó la fuerte caída de la recaudación del mes pasado en base al freno de la actividad por la pandemia y al arrastre negativo del año pasado. En ese sentido, señaló que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) registró en abril un monto de $ 126.884,2 millones, lo que implica una variación de apenas 8,3% en relación al mismo mes de 2019, traccionado principalmente por los ingresos aduaneros, que crecieron 32% interanual.

 

“En un contexto de caída de importaciones, la mejor recaudación en IVA aduanero se explica por la evolución del tipo de cambio y por un día hábil más de recaudación respecto al mismo período del año pasado. Fue el tributo que mayor contribución tuvo en el crecimiento de la recaudación (24%)”, explicaron desde la consultora LCG.

 

 

En tanto, según la Afip, los ingresos provenientes del Impuesto a las Ganancias anotaron durante el mes pasado un aumento de sólo 1% interanual al registrar un monto de $ 73.483,3 millones, lo que implica una caída de 31% interanual en términos reales. Por su parte, los ingresos tributarios vinculados al Sistema de Seguridad Social ascendieron a $ 100.420,2 millones, un aumento de 10% interanual, aunque una baja de 25% real, muy por debajo
del promedio del primer trimestre (-6,8% interanual).

 

“La recaudación de los impuestos vinculados al mercado de trabajo estuvo condicionada por las medidas de política tributaria diseñadas para amortiguar el impacto económico del aislamiento social sobre el empleo y los ingresos salariales. Entre las herramientas implementadas en abril se destacan la prórroga por dos meses del componente SIPA de las contribuciones patronales y la reducción en la alícuota para el sector salud”, detalló la Afip.

 

En cuanto al comercio exterior, los Derechos de Exportación alcanzaron los $ 28.172,1 millones en abril, lo que marca un incremento interanual de 18,3%, mientras que los Derechos de Importación más la Tasa Estadística subieron 39,4% interanual al registrar un monto de $12.049,4 millones durante el mes pasado.

 

“Los derechos de exportación mostraron el peor registro de los últimos 19 meses. El resultado se explica principalmente por la abrupta caída de las ventas externas, explicadas por una menor demanda mundial y una caída en el precio de los commodities que exporta Argentina. El escaso dinamismo en el comercio exterior no pudo ser compensado por el aumento de alícuotas ni la suba del tipo de cambio. La caída del volumen importado a partir del contexto recesivo imperante explica el bajo crecimiento de los derechos de importación, que desaceleraron el crecimiento contra marzo y mostraron el registro más bajo del año”, precisó LCG.

 

Hacia adelante

 

Los especialistas prevén que en los meses siguientes, al menos en mayo y junio, la recaudación tributaria seguirá mostrando un desempeño muy negativo. Esto se debe a que sobre ellos impactará la actividad de abril y mayo, meses en los que se extendió la cuarentena impuesta por el Gobierno.

 

“Algunos de los tributos más importantes como IVA y contribuciones a la Seguridad Social seguirán con registros muy bajos, afectando los ingresos en las arcas del Estado”, proyectaron en LCG. “Esperamos que la recaudación no tenga un buen desempeño en 2020, ubicándose por debajo de la dinámica inflacionaria, y cayendo casi tres puntos del PIB”, agregaron.

 

Dejá un comentario