El mercado espera que el PIB de Brasil caiga 4,11% en 2020

11 de mayo, 2020

En Brasil, los analistas del mercado, como viene ocurriendo en las últimas semanas, volvieron a recortar sus pronósticos de crecimiento para 2020. La caída esperada del PIB pasó del 3,76% al 4,11%, según la mediana de las proyecciones económicas que relevó el Banco Central para elaborar el informe Focus. Para el año que viene, la expansión estimada se mantuvo en 3,20%.  En el caso de la producción industrial, el derrumbe sería de 3% en 2020 y la recuperación en 2021 alcanzaría a 2,50%.

 

También se siguió ajustando el pronóstico en materia de inflación y la suba del Indice de Precios al Consumidor Amplio sería de 1,76% mientras que en el Focus de la semana se apuntaba al 1,97%. En abril, producto de la contracción de la actividad y de caída de la demanda, hubo deflación. La suba de precios acumulada en el año es de 0,22% y todo indica que no llegará siquiera al piso de la meta de inflación que es de 4% con un margen de tolerancia en más o en menos de 1,5 punto porcentual.

 

En ese marco de estabilidad de precios y caída de la actividad, el mercado espera que la tasa Selic, que recientemente fue recortado de 3,75% a 3%, baje otro medio punto y cierre el año en 2,50%.

 

A su vez, en el frente cambiario, los analistas ubican la cotización del dólar en 5 reales a fin de año, a pesar de que la semana pasada ya superaba los 5,7/US$. De todas maneras, este pronóstico está muy condicionado a lo que ocurra en el mercado global de divisas.  La moneda brasileña fue una de las que más devaluó en 2020 y eso es una mala noticia para Argentina que pierde competitividad frente a su principal socio comercial.

 

El superávit comercial alcanzaría a US$ 42.500 millones en 2020, US$ 500 millones mayor que el estimado la semana pasada. En ese desempeño es clave el papel de China, cuya economía comenzó a normalizarse y es el principal destino de las exportaciones brasileñas.

 

Como consecuencia de las medidas de auxilio a distintos sectores y la caída de la recaudación por la contracción de la economía, se profundizaría el deterioro de las cuentas fiscales. El déficit esperado para el resultado primario con relación al PIB pasó de 7,20% a 7,52% y el nominal de 11,30% a 12%.

 

Dejá un comentario