El Gobierno de la Ciudad se comprometió a comenzar mañana las obras de la red de agua

5 de mayo, 2020

La presidenta de Agua y Saneamiento Argentinos (AySA), Malena Galmarini, se reunió hoy con el equipo de obras públicas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el equipo técnico de la empresa. Finalizado el encuentro, el Gobierno porteño se comprometió a comenzar mañana las obras pendientes para brindar agua potable al Barrio 31.

 

“Estuvimos trabajando con Malena Galmarini y la cúpula de AySA y mañana mismo desde el Gobierno de la Ciudad comenzamos a hacer las conexiones que quedaban pendientes entre los caños troncales de la red de agua y los caños internos de la red de distribución del barrio. Esto va a poder mejorar la presión de agua y todo el sistema interno”, manifestó el Secretario de Integración Social y Urbana del Gobierno de la Ciudad, Diego Fernández.

 

Por su parte, Galmarini ratificó que la “que mañana la Ciudad va a comenzar la obra y  en 15 o 20 días vamos a estar conectando la primera etapa que les quedó inconclusa a causa del coronavirus”.

 

Y agregó: “Como dije muchas veces, esta no es una obra que sea de un día para otro, mientras tanto vamos a garantizar que la gente siga teniendo agua a través de los camiones cisternas, de los sachets, vamos a ver si podemos llevar los bidones y colaborar para que tengan el agua en sus casas. Sin embargo, lo estructural es lo que hay que hacer para darles el pleno ejercicio de sus derechos.”

 

Además, agradeció al equipo porteño, ya que “se puso enseguida a disposición para retomar esa obra” que quedó paralizada debido a la pandemia y resaltó que se van a tomar las medidas necesarias para cuidar a los trabajadores y vecinos del Barrio 31. “Para que tengan esa primera etapa terminada, luego seguir con una segunda o tercera etapa para que tengan mayor presión”, acotó.

 

A su vez, el Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, manifestó que “para nosotros es muy importante, entendamos que para Naciones Unidas el agua es un derecho humano y la conclusión más clara que dieron Malena y Diego es que mañana a nadie le va a faltar el agua, la provisión se va a hacer y comienzan las obras que se pararon antes por las circunstancias que conocemos y tiene diferentes etapas”.

 

“Lo importante es que a nadie le falte agua. Lo estructural irremediablemente lleva tiempo pero se va a hacer y parte del Barrio Mujica va a estar conectado a esas conexiones que no se pudieron hacer antes”, subrayó Amor.

 

El encuentro se realizó en la sede de AySa y estuvieron presentes Alberto Freire, director General Operativo de la entidad; Mario Russo, director de Relaciones Gubernamentales de la empresa; y Juan José Méndez, Secretario de Transporte y Obras Públicas.

 

En el comunicado de prensa de la compañía, aclararon que “si bien no tienen jurisdicción técnica dentro de la red interna al barrio, continúa trabajando y asistiendo a los vecinos del Barrio 31 mientras el inconveniente no pueda ser resuelto por el Gobierno de la Ciudad”.

Dejá un comentario