El FdT quiere avanzar en el Senado con la Junta Nacional de Granos

7 de mayo, 2020

En plena pandemia, nuevamente se abrió un frente de conflicto entre el campo y el Gobierno tras la presentación de una iniciativa de la Senadora nacional del Frente de Todos por Río Negro, Silvina García Larraburu, para crear una Junta Nacional de Granos.

 

El proyecto habla de una fuerte intervención en el comercio, ya que menciona “ejercer el control de todas las instituciones o entidades que intervengan directa o indirectamente en el comercio interno o externo de granos y sus subproductos, las que deberán ajustar sus actividades a lo dispuesto en esta ley y a las reglamentaciones pertinentes que expida el Poder Ejecutivo”.

 

El organismo público de regulación del mercado de granos en la Argentina, fue creado durante la presidencia de Agustín P. Justo, con el nombre de Junta Reguladora de Granos, la que compraba el trigo, el maíz y el lino que se le ofreciera a precios establecidos por el Gobierno para venderlos a los exportadores.

 

Pese a que el proyecto fue presentado en 2013 cuando García Larraburu ocupaba una banca en la Cámara de Diputados de la Nación,  a medida que el mismo perdía estado parlamentario se volvía a presentar, inclusive ahora en el Senado de la Nación.

 

El anuncio generó revuelo en las últimas horas entre los productores que, apenas enterados de la novedad, hicieron circular mensajes de preocupación vía grupos de WhatsApp.

 

El ex ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, también se sumó a las críticas a la propuesta de la Senadora del Frente de Todos.

 

“Duplicaron las retenciones, desdoblaron tipo de cambio, se resisten a firmar tratados de comercio, y ahora un proyecto de Junta de Granos. Todo lleva a la decadencia y la generación de pobreza”, escribió en Twitter.

 

Según el proyecto, la senadora propone crear la Junta Nacional de Granos como ente autárquico con vinculación con el Ministerio de Agricultura de la Nación con el fin de “controlar el comercio de cereales, oleaginosas y sus subproductos”, “garantizar la provisión interna de cereales, oleaginosas y sus subproductos, independientemente de lo que suceda en el mercado externo”, “tomar medidas activas con el fin de evitar los monocultivos”, “producir una concientización en los productores para que proyecten sus siembras en función de los saldos de exportación o importación de cada grano, garantizando la estabilidad interna de sus precios”.

 

También promueve para el organismo “fiscalizar el pesaje de los granos en el acto de la entrega o recepción, en cualquier etapa de su comercialización, manipulación o transporte”, “autorizar la carga o el embarque de granos y sus subproductos, que se exporten, debiendo prohibirlo cuando la mercadería o las operaciones respectivas no se ajusten a las disposiciones vigentes”.

 

“La Junta es una herramienta diseñada en la década del treinta, en otro contexto internacional de precios y también productivo. En este momento hay una política nefasta que, en lugar de defender el precio del productor, hay retenciones que fijan un techo a los valores de la producción. Si el Frente de Todos cree que una junta nacional de granos sirve para defender al consumidor está equivocado, el productor nunca fue quien definió el valor al consumidor. Deberían saberlo”, dijo el Senador Nacional por Entre Ríos por Juntos por el Cambio, Alfredo de Angeli, en diálogo con Infobae.

 

Basterra presenta informe de gestión

 

En tanto, hoy el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, presentará por videoconferencia un informe de gestión ante los integrantes de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado,  donde esta cuestión de la Junta Nacional de Granos estará en la agenda de los senadores opositores.

 

Dejá un comentario