Cigarrillos: en una semana no hay más stock, fábricas paradas hace 40 días y crece mercado ilegal

6 de mayo, 2020

El titular del gremio de tabacaleros, Raúl Quiñónez, advirtió hoy que las empresas del sector “ya se han consumido el stock” para la venta de cigarrillos en todo el país y pidió la intervención del Gobierno para “flexibilizar la actividad en defensa de puestos de trabajo”.

 

Desde la industria tabacalera explicaron que la falta de cigarrillos se debe a que las empresas no producen desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena. “Hasta ahora se vino distribuyendo lo que estaba estoqueado, pero las firmas ya no cuentan con stock y tampoco queda producto en la calle”, indicaron fuentes del sector.

 

“Desde el comienzo la cuarentena, ya se consumieron los 15 días de stock de cigarrillos que tenían las empresas y durante la semana faltará el producto en todo el país”, dijo Quiñónez.

 

En declaraciones a El Destape Radio, el dirigente informó que en la producción tabacalera argentina se emplea a “más de 10.000 trabajadores en forma directa, además de los de logística y quienes están alrededor de una fábrica de cigarrillos”.

 

 

“Nobleza Picardo está importando de Chile y Masalín, de Brasil, algo que preocupa mucho porque lo que está en juego son las fuentes de trabajo, por lo que hay que flexibilizar la actividad”, agregó.

 

Quiñónez mencionó que “los sindicatos y los industriales hicieron un protocolo para garantizar la salud de los trabajadores y se puede trabajar con todos los cuidados frente a la pandemia”.

 

“Hoy la producción nacional ya llegó a su fin y las multinacionales buscan importar para evitar el desabastecimiento, pero aunque intenten traer cigarrillos de Brasil y Chile, hay 8 millones de fumadores y más de 5 millones no van a conseguir el producto en los próximos días”, explicó.

 

Por último, Quiñónez remarcó que el gremio “está alineado con las políticas oficiales porque la cuarentena es la única vacuna contra el coronavirus, pero se necesita flexibilizar la actividad en defensa de los puestos de trabajo”.

 

En tanto, desde el sindicato ayer difundieron un comunicado en este sentido y había expresado también su “preocupación por el desfinanciamiento de las obras sociales”.

 

Se disparó venta ilegal

 

En tanto, el secretario general de la Federación de Obreros de la Industria del Tabaco, Juan Martini, denunció “la creciente venta de cigarrillos truchos”.

 

Martini señaló su “preocupación” porque al no funcionar las líneas de producción “es ya evidente la ausencia de cigarrillos en los kioscos de distribución y es del mismo modo inocultable el crecimiento de los cigarrillos truchos”.

 

“Si las fábricas no producen es imposible abastecer el mercado. Ya es evidente esa realidad por la ausencia de stock de las empresas, lo que pone en riesgo las fuentes laborales. En los últimos meses hubo casi mil cesantías”, enfatizó.

 

Para el dirigente sindical, esa situación genera “pérdidas económicas millonarias” para el Estado por “la no recaudación de impuestos al tabaco, ya que el 80% del valor de cada paquete del producto es impuesto”, puntualizó.

 

Las dos grandes empresas industriales en el país son Massalin Particulares y British American Tobacco, que emplean a casi un millar de trabajadores y fabrican más de 1.500 millones de atados por año.

 

Dejá un comentario