Calculan que el PIB cayó 20% en abril

4 de mayo, 2020

Ministerio de Economía hacienda deuda intereses (1)

 

En el marco de la crisis por la parálisis de la actividad por la pandemia del coronavirus, el desplome de la economía en el país (y en el mundo) es contundente. A la espera de los datos oficiales, los datos que van arrojando los estudios privados muestran de una contracción significativa, agravándose así una situación que desde antes de la pandemia ya era negativa.

 

Según proyecciones de Fernando Marull y Asociados (FM&A), en marzo, cuando la cuarentena se implementó durante las últimos once días del mes, la economía presentó una contracción de más del 9%. En tanto, estima que en abril, con la cuarentena aplicada durante todo el mes completo, la economía mostró un desplome del 20%.

 

En el análisis, realizado en base a estimaciones propias en conjunto con datos de facturación sectoriales, resaltan que la caída del estimada del mes pasado fue cinco puntos porcentuales más profunda que la que tuvo lugar en diciembre de 2001, cuando la economía se contrajo 15% en la comparación interanual.

 

Para 2020, la consultora volvió a revisar a la baja su proyección de caída del PIB. En su análisis anterior, había estimado que este año la economía tendría una contracción de 6,5%. En este último informe proyectó que el desplome de este año se ubicaría en 7,5%, lo que sería un resultado menos negativo que el 2002, cuando la caída fue del 10,9%, y menos pesimista que otros análisis que proyectan que la contracción será de dos dígitos. No obstante, FM&A aclaró que si el shock del Covid-19 se prolonga, la caída del PIB para 2020 será mayor.

 

Según informó la semana pasada el Indec, en febrero, antes de desatarse la crisis por la pandemia, la economía mostró una caída de 1,1% respecto al mes previo y una baja de 2,2% en comparación con el mismo mes del año pasado. En enero, la caída fue de 0,1% mensual y de 1,8% respecto al mismo mes de 2019.

 

“La brutal caída de la actividad está impactando en la masa salarial. Pero, por el momento, el impacto viene menos en pérdida de empleo y más en pérdida de ingresos, puesto que las negociaciones sindicales se están centrando en una rebaja salarial (del orden del 25% mensual) a cambio de evitar los despidos”, señaló FM&A en referencia a los recortes salariales que se estuvieron negociando en los últimos días.

 

En su análisis, la consultora señala que esta es una de las diferencias respecto a la crisis que estalló a fines de 2001, “ya que en ese momento el ajuste venía más por cantidades (menor empleo) que por precios (menores salarios)”.

Dejá un comentario