Boeing anunciará 2.500 despidos voluntarios

27 de mayo, 2020

La fábrica de aviones estadounidense Boeing anunciará esta semana 2.500 despidos voluntarios en la primera fase de su plan para recortar el 10% de su personal, provocado por el colapso de la industria aérea por la pandemia de coronavirus.

 

Los ejecutivos de la compañía ya habían anunciado el mes pasado que la empresa planeaba deshacerse del 10% de su fuerza laboral de 160.000 empleados, ya que debieron de reducir su producción de sus aviones por la poca demanda internacional,  luego de la estrepitosa caída en el tráfico de pasajeros.

 

“Hemos comenzado a tomar medidas para reducir nuestro número de empleados en aproximadamente 10% a través de una combinación de despidos voluntarios, rotación natural y despidos involuntarios, según sea necesario”, le notificó el CEO de Boeing, Dave Calhoun, a sus trabajadores.

 

En esta primera etapa, las bajas se concentrarán en plantas del área de Seattle, Estados Unido,  y,  en concreto, en las operaciones de aviación comercial del gigante aeronáutico, según adelantó hoy The Wall Street Journal (WSJ).

 

De acuerdo a fuentes sindicales, unos 1.300 miembros de ingenieros de Boeing solicitaron la salida incentivada ofrecida por la empresa y sus peticiones fueron aceptadas, mientras que otro de los sindicatos notificó que unos 1.200 miembros aceptaron abandonar la compañía de forma voluntaria.

 

Además, varias empresas que suministran partes a las fábricas de Boeing en la zona de Seattle han dado a conocer recientemente recortes de su plantilla.

 

Este será el mayor recorte de plantilla la compañía hará desde 2017, cuando prescindió de alrededor de 1.500 empleos dentro de un plan para reducir gastos.

 

“A medida que la pandemia sigue reduciendo el tráfico aéreo de pasajeros, Boeing prevé un impacto significativo en la demanda de nuevos aviones comerciales y servicios, y las aerolíneas están retrasando las compras de nuevos aviones, ralentizando los programas de entrega y posponiendo el mantenimiento no esencial”, había explicado Calhoun cuando anunció que en el primer trimestre del año los ingresos de la compañía cayeron 26%. 

 

Previo a la pandemia de coronavirus, la empresa atravesaba una importante crisis como consecuencia de los dos accidentes mortales sufridos por aviones 737 MAX, uno en octubre de 2018 en Indonesia y otro en marzo de 2019 en Etiopía, en los cuales murieron 346 personas.

Dejá un comentario