Aysa: “La red interna del Barrio 31 la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad”

18 de mayo, 2020

La empresa Aysa informó hoy que continuará los trabajos para mejorar la provisión de agua en el Barrio 31, indicó que hoy comenzarán a abrir las válvulas de manera paulatina y aclaró que “la red interna del barrio la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad”.

 

Fuentes de la empresa indicaron a Télam que la apertura de las válvulas comenzará hoy pero será un proceso “de a poco, día a día, para cuidar la red interna y que se vayan arreglando los escapes por roturas o intrusiones, para no inundar el barrio”.

 

Desde Aysa aclararon que “la red interna del barrio la hizo y la opera el gobierno de la Ciudad” y que la empresa “lleva el agua con presión suficiente hasta el punto de empalme en el perímetro barrial”.

 

Las mismas fuentes explicaron que “para mejorar la distribución de agua interna y llevar agua al barrio nuevo y al Ministerio de Educación (en el sector YPF), el gobierno porteño hizo un troncal de un metro de diámetro que terminaron el año pasado, pero no hicieron ni tenían contratados los ocho empalmes entre el troncal y la red interna”.

 

Al recordar la cronología de esta cuestión, desde Aysa remarcaron que “en diciembre” tuvieron “el primer problema y se sucedieron reuniones técnicas” en las que avisaron que “tenían que hacer esos empalmes, que obviamente no hicieron”.

 

La empresa contactó al Gobierno de la Ciudad para advertirle la situación a través de varios llamados, y finalmente el martes 5 de mayo hubo un encuentro entre la empresa y funcionarios del gobierno porteño, con la presencia del Ministro de Obras Públicas, la Ministra de Desarrollo Social, y el Secretario de Integración Urbana, entre otros.

 

El 6 de mayo se hizo una conexión provisoria y se resolvió el 99 por ciento de la distribución de agua en el barrio, y el 7 de mayo empezaron las obras.

 

El pasado 13 de mayo se terminaron tres empalmes y el viernes 15 los restantes, “mientras ya se abrió la válvula que llega al sector del barrio Ramos Mejía”, explicaron las mismas fuentes.

 

Desde que surgió el reclamo por falta de agua, AySA llevó al barrio camiones cisterna de 12.000 o 15.000 litros.

 

En el marco de la pandemia, se sucedieron diversas denuncias por falta de agua en el Barrio 31.

 

Ramona Medina, la vocera de la Garganta Poderosa que se contagió con coronavirus, murió ayer en un hospital de la Ciudad tras denunciar falta de agua en el barrio 31 durante 12 días.

 

También falleció del coordinador del comedor “Estrella de Belén”, Víctor Giracoy.

 

Dejá un comentario