Yasky: “El acuerdo de UIA y la CGT es una pésima señal”

29 de abril, 2020

El secretario general de la CTA y diputado nacional por el Frente de Todos (FdT), Hugo Yasky, rechazó hoy el acuerdo al que llegó la CGT y la UIA para rebajar el 25% los salarios de los trabajadores suspendidos durante la cuarentena. “Es un acuerdo que la CTA tiene que rechazar”, agregó.

 

“No se puede rápidamente discutir una baja salarial del 25%, que además va a generar un efecto contagio, porque después hay otros empresarios que no estaban contemplando esa posibilidad y que ahora la tienen servida en bandeja”, dijo Yasky en declaraciones a FM la Patriada.

 

En contexto, la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General del Trabajo (CGT), con aval del Gobierno, acordaron este lunes que los trabajadores que se encuentran temporalmente suspendidos, a causa de la inactividad por el aislamiento social obligatorio, cobrarán el 75% de su salario neto.

 

“El acuerdo de la CGT y la UIA de suspensiones y rebaja salarial la CTA lo tiene que rechazar claramente, porque no podemos hablar de una baja generalizada de salarios y acordar con los empresarios una baja del 25%”, señaló el gremialista.

 

El acuerdo fue aceptado por la CGT a cambio del compromiso empresarial de no ordenar despidos e involucra a las compañías que se vieron forzadas a paralizar sus actividades a causa de las restricciones impuestas por el Gobierno.

 

En ese sentido, Yasky mencionó que el Ejecutivo implementó el pago del 50% de los salarios de los trabajadores privados a través del Programa ATP, por lo que “estamos hablando de una serie de beneficios para el sector empresarial a cambio de nada, porque no se mencionó mantener precios ni su compromiso para salir de la crisis”.

 

“Ese no es el camino. Creo que hay que defender el ingreso de los trabajadores con uñas y dientes y los puestos de trabajo y, en las empresas donde realmente la actividad sea prácticamente cero, en esos casos, acordar específicamente el tema salarios para defender el bien supremo que en este momento tiene que ser la no extinción del vínculo laboral”, añadió.

 

Al respecto, el diputado señaló que “las situaciones según las empresas son distintas” y que “no es lo mismo con las pymes, que vienen arrastrando crisis desde hace años, hundidas de la crisis anterior, ya que venimos de un país destruido en términos económicos, donde ya la actividad industrial era en esos años la de una crisis en pandemia y donde obviamente hoy se ha profundizado”.

 

Además, criticó que la CGT “manejó muy herméticamente” al acuerdo. “Lo más grave de esto es que la inmensa mayoría de los dirigentes de la CGT tampoco se entera porque no están en la mesa chica. Después regionales de la CGT, como en Córdoba, sacan un comunicado diciendo ‘no a la baja de los salarios’, porque se enteraron en los diarios”, sentenció.

 

“Desde ya que hay empresas donde los trabajadores y los sindicatos deberán acordar, para defender los puestos de trabajo, que es algo irrenunciable en este momento, una baja de salarios que podrá ser del 25% de menos, pero esto no se puede acodar como una norma general” para todas las actividades industriales, concluyó.

 

Dejá un comentario