Se desplomó la venta de indumentaria en marzo

24 de abril, 2020

Según informó hoy la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), la mitad de las empresas del sector advirtieron que sus ventas cayeron más del 75% durante el mes de marzo. “La situación de las empresas resulta crítica: la caída inédita de los ingresos imposibilita continuar con el normal cumplimiento de los costos, en un contexto de quiebre de la cadena de pagos”, afirmaron.

 

Además, según una encuesta realizada por la entidad a 160 empresas de fabricación y comercialización de ropa, el 35% de los empresario afirmó que la merma de sus ventas se ubicó entre el 50% y 74%.

 

 

“Cabe advertir que la segunda mitad de marzo los comercios estuvieron cerrados, mientras que la primer quincena fue de escasa actividad, en particular la semana previa al aislamiento obligatorio. Se espera que la caída de las ventas sea incluso superior durante el mes de abril, pues hasta el domingo 19 los comercios estuvieron completamente cerrados, y desde entonces sólo se pueden realizar ventas por la modalidad de e-commerce”, analizaron desde el CIAI.

 

En relación a los costos del sector productivo, la mayoría de los encuestados señaló que tuvo dificultades en el pago de salarios (32%), seguido por el pago de impuestos (27%) y otros costos fijos de las compañías (24%).

“Estos resultados reafirman la necesidad de que el Gobierno asista a las empresas con una proporción de la masa salarial y que se logren acuerdos con los sindicatos para disminuir los salarios durante el tiempo que dure la cuarentena y las empresas permanezcan cerradas. También muestran la importancia de las reducciones aplicadas al pago de impuestos y al diferimiento de los vencimiento”, señalaron.

 

Entre los principales problemas financieros de la cadena de valor de la indumentaria, las empresas señalaron la cancelación de los pagos de sus clientes (26%), la devolución de cheques a cobrar (22%), la refinanciación de cobros pendientes (20%), el incremento del endeudamiento bancario (12%) y la necesidad de refinanciar las deudas con los proveedores (10%).

 

Entre las soluciones que podrían alivianar su situación, el 28% respondió la necesidad de acordar con los trabajadores una reducción salarial por el tiempo que dure el confinamiento, mientras que el 24% valoró como necesaria la reducción horaria, el 17% iniciar un procedimiento preventivo de crisis y el 12% otorgar adelanto de vacaciones al personal.

 

Por último, los encuestados esperan que la recuperación de la industria tarde varios meses en recuperarse. Para el 75% de los entrevistados cree que retornar a los niveles previo a la cuarentena demorará al menos cinco meses.

Dejá un comentario