Más presos piden domiciliaria: quieren liberar a uno de los asesinos de Axel Blumberg

28 de abril, 2020

Con el argumento del coronavirus, los presos de todo el país continúan reclamando arrestos domiciliarios y excarcelaciones masivas, con incendios, huelgas de hambre, protestas y levantamientos en distintos penales. También se reveló que existen en estos momentos una serie de negociaciones entre cabecillas de detenidos, funcionarios nacionales, encabezados por el viceministro de Justicia Juan Martín Mena, representantes de la Procuración Penitenciaria y organismos de derechos humanos.

 

El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, dijo hoy que “el principio general” en la provincia de Buenos Aires “no es liberar” a los presos sino ocuparse “solamente de los grupos de riesgo” dentro de las cárceles en el contexto de pandemia de coronavirus.

 

En declaraciones a radio La Red, el funcionario resaltó que el 16 de marzo dictó una resolución por la cual instruyó a los defensores a que “analizaran todos los casos de universo de riesgo”.

 

“El Servicio Penitenciario Bonaerense definió que ese universo estaba integrado por 2.300 personas, por edad o patologías previas; después de analizar esto, los defensores debían ver qué penas estaban cumpliendo y por qué delitos, y luego solicitar domiciliarias o morigeraciones”, explicó.

 

“Ese es el sistema en el que nosotros creemos: encarar solamente el universo de riesgo porque una pandemia interna no sólo va a tener efectos dentro del sistema carcelario sino también afuera”, concluyó.

 

Pero las asociaciones de familiares de víctimas de delitos no piensan lo mismo y expresaron su rechazo a la eventual liberación masiva de presos y advirtieron que denunciarán a cada juez responsable de la libertad de un recluso que vuelva a reincidir, informaron en un comunicado.

 

“Asociaciones y familiares de víctimas de delitos repudiamos la política de liberación y búsqueda de impunidad de detenidos por jueces que utilizan la pandemia del Covid-19 como pretexto”, señaló el comunicado firmado por las Madres del Dolor y Usina de Justicia, entre otras organizaciones.

 

“Nos indigna que los distintos poderes del estado accedan a una negociación fruto de actos delictivos y violentos y se comprometan con los detenidos, en el marco de un motín, a aplicarlas acordadas que dispusieron las Cámaras de Casación”, agregó.

 

Los familiares recordaron que “cada decisión vinculada a la libertad o prisión domiciliaria debe contar con la intervención previa de las víctimas de acuerdo a lo establecido por la Ley de Víctimas 27.372”.

 

“Al no considerar a las víctimas, sentimos que nos vuelven a matar a nuestros seres queridos que ya no tienen voz y no la tuvieron cuando perdieron la vida en manos de quienes hoy destruyen y amenazan por sus derechos”, indicó el comunicado.

 

Las asociaciones afirmaron que “si el problema es el hacinamiento, se pueden utilizar espacios que en este momento se encuentran libres” y remarcaron que “optar por firmar un acuerdo otorgando libertades es garantizar la impunidad y exponer la vida de los ciudadanos de bien”.

 

Axel Blumberg

 

Uno de los condenados por el secuestro y homicidio de Axel Blumberg pidió su libertad condicional ante la Justicia. No solo porque entiende que ya cumplió las dos terceras partes de su condena y porque no quiere contagiarse coronavirus en prisión, sino también porque el Estado argentino acaba de iniciar un camino de “solución amistosa” a una demanda que él motorizó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la dureza de la sentencia en su contra, según revelaron a Infobae fuentes con acceso al caso.

 

Se trata de Carlos Saúl Díaz, que hoy tiene 33 años y fue condenado a 21 años de cárcel. Tenía 17 años cuando participó del secuestro de Axel Blumberg, Ana María Nordmann, Guillermo Ortiz de Rosas y Adrián Mondino. Como era menor de edad, le dieron una pena más leve que al resto de los acusados, a los que se les dictó prisión perpetua.

 

“Esto es gravísimo. Cuántas veces esta gente puede seguir insistiendo en que se le dé la libertad en vez de cumplir su pena. No estábamos informados de nada de esta posición del Gobierno argentino”, dijo Juan Carlos Blumberg, papá de Axel.

 

En el Ministerio de Justicia aclararon que el Estado no está pidiendo la libertad de uno de los asesinos de Axel, sino que está haciendo una presentación técnica ante una demanda internacional para evitar que el Estado argentino sea condenado.

 

Massa propone juicio político

 

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, adelantó ayer que instruirá a la oficina de Atención a las Víctimas, creada por ley en el ámbito del Congreso, para que que le dé impulso a juicio político a los jueces que procedan a la liberación de delincuentes sin darle vista, previamente, a las víctimas.

 

“Aquellos jueces que no den vista a la parte, a la victima del delito y que procedan a la liberación de delincuentes, van a ser pasibles de inicio de juicio político por parte del cuerpo de abogados de la Oficina de Victima del Congreso”, aseguró Massa en declaraciones a Radio La Red.

 

En este sentido, el titular de la Cámara baja señaló que están viendo “que algunos jueces están actuando de una manera absolutamente irresponsable” al conceder el beneficio de prisión domiciliaria argumentando el riesgo de contagio de coronavirus en las cárceles en el marco de la pandemia.

 

“Cuando aparece una situación que rompe esto, se rompe el principio de acuerdo de convivencia social que tenemos los argentinos”, indicó.