Llegó el Día D(euda)

15 de abril, 2020

Llegó el Día D. Con menos épica que el famoso desembarco en Normandía, pero con el mismo espíritu: la liberación. Hoy es el Día D(euda) y todo indica que Martín Guzmán presentará la demorada oferta a los tenedores de bonos bajo Ley NY para desembarcar en tierras “sustentables”. No se liberará de la deuda, pero buscará, cuanto menos, un cronograma compatible con las otras necesidades de Argentina. Aumentadas en estas épocas virulentas.

 

La deuda a renegociar asciende a cerca de US$ 70.000 millones. Lo positivo es que el reperfilamiento de la deuda en moneda dura en Ley Local otorga una sobrevida a la “caja en dólares” y permite financiar una negociación más larga. Según Fernando Marull, hay fondos para pagar todos los vencimientos Ley NY de 2020: son unos US$ 3.300 millones.

 

Lo malo es que, a priori, no hay acuerdo entre las partes. Según Delphos: “El Gobierno estaría por lanzar su oferta de renegociación de la deuda a mitad de esta semana, la cual seguimos pensando que será dura y alejada de los principios que planteó el comité de bonistas. Estos básicamente buscan una combinación que arroje un Valor Presente Neto (VPN) de aproximadamente US$ 50 con una fórmula de cupones crecientes (0% al 2%), capitalizando la diferencia, una extensión de 6 años en los plazos de vencimiento, y un cupón permanente de 5,5% anual. Las principales diferencias entre las partes se encuentran en el nivel de este cupón y en la capitalización de los intereses de los primeros años. Por esta razón, seguimos pensando que la relación riesgo/retorno sigue sin ser atractiva en la deuda en dólares argentina. Seguimos sugiriendo mantener posiciones reducidas en títulos públicos argentinos”.

 

Se verá en la cancha qué pasa, y esperemos que la sangre no llegue al río, es decir, a la Justicia de Manhattan. Ahí tenemos las de perder por goleada. Cómo se resuelva el capítulo de la deuda determinará, junto con la cuarentena, el rumbo de la economía en el corto y mediano plazo. Lógicamente, un default sería el peor de los mundos. Esperemos que Guzmán, como los aliados hace 66 años, triunfen.

 

Dejá un comentario