Lebac, Leliq, ¿y ahora bonos del Tesoro?

29 de abril, 2020

Guzmán

 

Fueron Lebac, son Leliq, ¿serán bonos del Tesoro? Con el objetivo de limitar la emisión monetaria y evitar un fogonazo inflacionario y/o una suba ulterior de la brecha cambiaria, el Gobierno estudia un nuevo canje. Más teóricamente, y a largo plazo, el objetivo es noble: darle profundidad al mercado de deuda en pesos y evitar el “pecado original”: tomar deuda en dólares.

 

El proyecto, aún en estudio pero con ganas de salir, consistiría en que los bancos se pasen de Leliqs a bonos del Tesoro para que el BCRA tenga que apelar menos a la maquinita de impresión de billetes y se puede financiar la política fiscal ultraexpensiva en un contexto de ingresos en fuerte baja y mercados cerrados.

 

En el Gobierno dicen, y varios números los avalan, que los bancos están repletos de liquidez. “Se está trabajando entre Economía y BCRA viendo cómo regular. Lo seguro es que se irá hacia un desarme de la tortura de las Leliq y se promoverá una baja de tasas. El plan ‘pensemos en pesos’ sigue su mar
cha y hoy mismo (por ayer) salió el cronograma de las licitaciones de mayo”, dice una voz calificada del Mecon ante El Economista.

 

Según cálculos de Guido Lorenzo de LCG, los bancos tienen $1,3 billón en Leliq, $500.000 millones en pases pasivos y el déficit fiscal de 2020, que podría llegar a 5% del PIB, equivaldría a $1,5 billón.

 

En los bancos locales, la idea no gusta y creen, además, que no funcionará. “No es verdad que pasando de Leliqs a bonos del Tesoro frenás la emisión. Sigue siendo la misma, y hasta con más riesgo de que suba el CCL y también la inflación”, dicen desde un banco ante El Economista.

 

“Para ser más claros: bajar el stock de Leliq del BCRA y hacer que esos fondos se vuelquen a bonos del Gobierno, tiene el mismo efecto monetario (y sobre dólar MEP y CCL) que si el BCRA financiara directamente al Tesoro. Cuando los bancos le dan $ 100 al BCRA a cambio de las Leliq, ese dinero ya no es parte de la oferta monetaria. Pero cuando los bancos le dan $ 100 al Tesoro, ese dinero sigue siendo parte de la oferta monetaria. Así que si se cancelan $ 100 de Leliq hay expansión monetaria, sin importar si luego con esos $ 100 los bancos compran un bono del Tesoro o dan un préstamo”, añaden.

 

Además, agregan, cancelar la Leliq hace que también la tasa de plazo fijo baje y, entonces, un ahorrista, cuando vea la tasa que da el plazo fijo es muy baja, va a querer cubrirse de otra manera, e irá a CCL o MEP, que es el dólar que puede comprar”, agregan.

Dejá un comentario