Larreta rebaja sueldos y redirecciona partidas

23 de abril, 2020

 

El Gobierno porteño presentó ayer un plan de emergencia económica para redireccionar partidas presupuestarias al área sanitaria para enfrentar el coronavirus y para obtener financiamiento que compense la caída en la recaudación fiscal generada por la parálisis en la actividad que impone el aislamiento.

 

“Buscamos más flexibilidad para reorientar todos los recursos del Gobierno con prioridad en los temas sanitarios y sociales”, afirmó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al anunciar las nuevas medidas económicas que abarcan a los tres poderes del Estado, en una conferencia de prensa que brindó en la sede de la jefatura porteña.

 

La batería de medidas apunta a “incrementar y reorientar recursos a las áreas críticas” como Salud y Desarrollo Humano afectadas a la lucha contra la crisis y también a “mitigar la fuerte caída de la recaudación”, estimada en $40.000 millones, debido a la baja en la actividad económica.

 

En ese marco, impulsan una iniciativa en torno a los salarios de los integrantes de los tres poderes del Estado que prevé una reducción “voluntaria” de los sueldos de sus representantes del 25% por tres meses, arrancando en mayo, para destinarlos a “la estrategia sanitaria”.

 

En el caso del Ejecutivo, la rebaja será para los cargos que van desde el jefe de Gobierno hasta secretarios; mientras que el Poder Judicial hará lo propio y los fondos serán girados al Ministerio de Salud a través de una cuenta específica.

 

En la Legislatura, en cambio, serán medidas diferenciadas: mientras los bloques de Juntos por el Cambio, Consenso Federal y GEN destinarán el aporte a entidades de bien público que luchan contra el coronavirus; la bancada del Frente de Todos constituyó un programa de donaciones de alimentos financiado con aportes salariales.

 

En el anuncio se confirmó el envío a la Legislatura de una ley, que posiblemente sea tratada en una sesión especial el viernes, que contiene las medidas necesarias para avanzar en el redireccionamiento de las partidas previstas en el Presupuesto 2020, el cual preveía gastos por $480.833 millones. Larreta, durante la conferencia, destacó la sanción legislativa, semanas atrás, de dos “instrumentos de financiamiento” que servirán a la generación de recursos en la lucha contra la pandemia como fueron la autorización para solicitar un préstamo por hasta U$S 150 millones y la ampliación del bono a proveedores por otros $9.000 millones.

 

Adelantó que habrá una “revisión y restricción de créditos presupuestarios, suspendiéndose todo gasto, programa o acción que no sea crítica ni indispensable en el marco de la lucha contra la pandemia” y confirmó la suspensión de obras consideradas “no prioritarias”, como por ejemplo, en la red de subte, ciclovías y metrobuses.

 

“Se van a suspender todos los gastos que no sean indispensables”, aseveró, por su parte, el ministro de Hacienda, Martín Mura, quien, además, admitió que el Gobierno local va a registrar “un bache en la recaudación” mientras siga la pandemia del Covid-19.

Dejá un comentario