La respuesta de los bonistas tiene en alerta al mercado

24 de abril, 2020

Wall street bolsa mercados EEUU PIB trump

 

Por Luis Varela

 

Perplejos, mientras miles de monotributistas y pobres de la Argentina que se habían esperanzado con recibir la ayuda de $10.000 (US$ 83) comprobaron que la ayuda fue otro “sí pero no”: al anotarse recibieron un “aceptado”, pero al llegar el momento de la entrega recibieron un “rechazado”.

 

Mientras tanto, cada uno de los argentinos que tienen la suerte de tener provisión de pesos sobrantes (entre ellos los 700.000 empleados públicos que cobran más de $120.000 por mes), lo único que hace es sacarse los pesos de encima y la única dirección elegida a nivel local es el dólar: por eso, a través de diferentes vías, o bien personal, o vía transferencia o por delivery, el dólar blue trepó ayer nada menos que $10, en algo que ya puede ser caracterizado como corrida, y alcanzó al cierre un récord absoluto de $120.

 

Por supuesto, ese valor fue un promedio, ya que muchos arbolitos recibían llamados de parte de sus clientes y les contestaban diferencias de compra y venta inusitadas: llegaron a ofrecer $97 para la compra y $123 para la venta, con las puntas extraordinariamente abiertas porque la verdad es una sola: hay compradores de dólares, pero ciertamente hay muy pocos que estén dispuestos a desprenderse de los billetes verdes. Algo parecido ocurrió en el exterior, ya que en casi toda América Latina los tenedores de monedas locales se escapan de las monedas de la región y sólo quieren tener billetes norteamericanos. Ayer en el exterior el dólar subió 1,4% en Brasil, 1,3% en México, 0,4% contra el euro y 0,2% en Chile, pero bajó 0,1% contra la libra y 0,2% contra el yen.

 

Y lo paradójico del caso es que en realidad a nivel mundial las monedas están empezando a enfrentar una crisis que recién comienza. Las divisas más duras empiezan a bajar contra otros valores. Ayer, mientras continuó la locura absoluta con la cotización del petróleo, con el WTI recuperando hasta US$ 13,80 por barril, y con el Brent en US$ 21,50, casi todas las materias primas estuvieron para arriba. Los metales preciosos dieron otro escalón: la onza de plata su
bió 1,5% y el oro ganó 0,9%.

 

Los metales básicos estuvieron mixtos: el níquel subió 2%, el cobre mejoró 0,6% y el aluminio bajó 0,7%. En Chicago se vieron subas del 0,5 al 0,7% para el trigo, la soja y el maíz. En Rosario hubo suba del 1,2% para el girasol, baja del 0,6% para el trigo y merma del 2,4% para la soja. Y se anotó un salto del 6,1% para el bitcoin, con subas cercanas en casi todas las criptomonedas.

 

Y en realidad debe precisarse: es tan grande la emisión de moneda (dólares, euros, yenes, yuanes, libras, lo que sea) para que los países tengan liquidez frente a la pandemia, que los inversores estiman que una vez que llegue el final de esta pesadilla, todas las monedas caerán en bloque y lo que terminará teniendo valor serán las cosas concretas.

 

Pero bueno, aquí, en Argentina, el dólar es lo más elegido. El dólar turista subió 1 centavo hasta $88,97. El oficial subió 1 centavo hasta $68,44. El dólar blue saltó $10 pesos hasta $120. El dólar mayorista subió 9 centavos hasta $ 66,32, con un aumento de US$ 16 millones para las reservas del BCRA, que ahora suman US$ 43.752 millones. El dólar mep subió 78 centavos hasta $109,98 y el contado con liquidación subió 83 centavos hasta $ 111,92. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta 75,3% y la brecha entre el ccl y el mayorista fue del 68,7%. Y, medidos en pesos, la libra subió 13 centavos hasta 81,77, el real bajó 14 centavos hasta 11,99 y el euro cayó 31 centavos hasta 71,35.

 

Lo cierto es que ya están jugadas las cartas, dentro de exactamente dos viernes, el 8 de mayo, finaliza el período que tienen los bonistas para aceptar o rechazar la oferta que se hizo, y ayer hubo una prueba irrefutable: los bonos argentinos volvieron a perder fuerza y el riesgo país volvió a cruzar hacia arriba la línea de los 4.000 puntos.

 

Ayer en el mundo, más allá de las danzas del petróleo, que sigue moviéndose al compás de las negociaciones entre la Opep, Rusia y demás productores, los mercados del mundo tuvieron un día bastante tranquilo. Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: suba del 0,2% para el Dow, con bajas del 0,1% para el S&P y el Nasdaq. El cierre no mostró cambios en la Bolsa de México, pero sí una baja del 1,3% en la de San Pablo. Brasil es otro país que está entrando en una crisis muy complicada (ayer tuvo una cifra máxima de muertos para un día y ya llega a casi 3.000 fallecidos desde que empezó la pandemia).

 

A pesar del día más o menos tranquilo en los mercados centrales, los valores de los papeles argentinos no sólo enfrentaron la suba del dólar, sino que tuvieron caídas importantes, en pesos, imagínense en dólares. El 80% de lo operado en bonos se transó en siete: AY24 32%, AY24X 15%, TO26X 10%, TC20 10%, TC21X 5%, TX21 5% y TX22X 4%. Y, con gran volumen, se agudiza la baja de los bonos argentinos, la sensación de default crece, por lo que el riesgo país subió otras 210 unidades hasta 4.056 puntos básicos. Y en los extremos hubo un salto del 13% para el bono NO20, con subas del 3% al 6% para los bonos TVPP, PARAC, TC20X, PR13 y TX21X. Y derrumbe del 15% para el bono DIY0D, caída del 12,5% para el bono AC17C y bajas del 6% al 7,5% para los bonos AC17D, A2E7D, AY24D, AY24C, BPLDD, A2E7, AY24Y, AY24, AC17, BDC28 y DICAD.

 

Y a los papeles privados tampoco les fue bien. El 80% de lo operado en acciones se concentró en tres papeles: G.F. Galicia 52%, YPF 25% y TGN 5%. Con $539 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,6%. En los extremos hubo un salto del 16% para Longvie y subas del 4% al 9% para Gas Natural, Agrometal, Morixe, Dycasa, Casado, TGS, Ledesma y Semino. Se dieron retrocesos del 3% al 4,8% para Telecom, Camuzzi, Galicia, Mirgor, Francés y TGN. Con los ADR argentinos en Nueva York mixtos: subas del 1% al 6% para TGS, Bunge, Tenaris, Cresud, Ternium y Globant y bajas del 1% al 6% para Telecom, Galicia e IRSA P.

 

Dejá un comentario